miércoles, 15 de octubre de 2008

Tranquilo majete

Me preocupa que mañana llega a Valencia un barco que hiede a muerte. Y me preocupa la pobreza. Y me preocupa que no sé qué hacer.
Ya, te dije, creo que me pasa lo mismo. Y recordé entonces un mail de Luisa y otro de Santi con unos banner que invitaba a poner en los correos electrónicos. Y pensé: cuando llegue al despacho, digo algo en el blog.

19 comentarios:

Myriam dijo...

Somos muchos a los que nos preocupa, no sé,pero creo que se se puede y se debe hacer muchas cosas, movilizarse,manifestarse, rezar, informar, ayudar, etc.

Cecilia dijo...

Yo creo que sobre todo dejar de consumir cosas innecesarias y tratar de ayudar al prójimo más necesitado.
Pues creo que no ayudar al de al lado y estar pensando en gente que a miles de kilómetros pasa hambre no es... Pensar en ambas cosas y ayudar eso sí

Dulcinea dijo...

Lo del barco es una verguenza. Lo que debería hacer Rita Barberá es no dejarle fondear. Por nazis y por asesinos.

Estoy con las medidas que propone Miriam.

Altea dijo...

También se puede rezar por cosas en concreto, por ejemplo, una perforación en el depósito de combustible, de esas que se tarda varios días en reparar...

El futuro bloguero dijo...

Eres buena gente, Indudablemente.

Abrazos.

María dijo...

jo... esque todo esto que dices es preocupante. Y que los paises que tienen de todo sigan igual, osea, pasando olimpicamente del resto, es vergonzoso. A mi me preocupa, pero ¿podemos hacer algo? a ver, si me manifiesto expreso una opinión pero no me cambiarán la ley.... estoy de acuerdo con manifestarme, pero a mi me sabe a poco, ¿no se puede hacer nada más?

Nodisparenalpianista dijo...

A mi me preocpa que frente a costas españolas, en aguas internacionales se vayan a cometer crímenes.
Lo normal sería enviar unos buques de la Armada, darles un aviso y si mantienen su empeño, intervenir con la contundencia que fuese necesaria.

Aïcha dijo...

Las promesas sin cumplir son solo palabras arrastradas por el viento...
deberiamos tneer mas conciencia y aportar todos nuestrao granito de arena
besos

Luisa dijo...

yo el barco lo hundía...ya se lo he dicho a Myriam

Pasión dijo...

Claro que sí, somos la primera generación mundial que si quisiéramos quitaríamos el hanbre en todo el mundo.

Pero hay tantos vividores/as en la política que impiden que nos rebelemos.

En España hay ocho millones de pobres españoles/as, ése dato es del año pasado, ahora creo que serán muchos más.

Del barco: es un rotundo fracaso de la Mujer, allá ellas, no seré yo quién apoye a semejantes podridas, estúpidas que viven del cuento, que jamás han abortado, sencillamente porque lo tenían todo hecho. Menos publicidad y más dar de "Comer a las Mujeres".

Néstor Aparicio dijo...

Sí, MYRIAM, es cierto: si todos hiciéramos un poco de eso que dices, sería mucho.
CECILIA, no te falta razón... El problema es saber prescindir de lo innecesario.
DULCINEA, tu tono es demoledor, así que no digo nada. Siento lo mismo que tú, aunque no lo diga así.
ALTEA, eres demasiado pragmática... No te pega ser de Pucela, ja, ja, ja.
FUTURO BLOGUERO, no sabes cómo me alegra que todavía os tenga engañados, juas, juas...
MARÍA, eso es exactamente lo que digo: que no sé qué más hacer. Y por eso hago lo que puedo: poner un cutre banner y decir algo en mi cutre blog. Tú ya haces cosas, porque ayudas a muchachos ruandeses. Y no es poco.
PIANISTA, el asunto es que no se ve como crímenes... Eso es lo lamentable. ¿Torpedear el barco? Pse, no creo que ningún fin justifique ningún medio, por muy bueno que sea el fin.
AÏCHA, las palabras -en efecto- no dan de comer. Tengo un amigo que es incapaz de pasar delante de un pobre y no darle algo (o pararse y decirle alguna cosa). Igual con eso basta.
LUISA, es que tú sabes nadar; imagina que alguno de los tripulantes no sabe. Las soluciones que aportemos deben ser duras y equilibradas, pero no talibanes.
PASIÓN, bienvenida. Me adhiero a lo que dices, porque no sé que más añadir.

Myriam dijo...

¿Menos quemado letrado?

el aguaó dijo...

Pues ya estás haciendo algo por ella amigo, pues los pequeños detalles, a veces, mueven el mundo.

Un abrazo.

Andrés Porras Soriano dijo...

Me fastidia que encima se chulean: "Me pongo aquí, frente a la costa, en aguas internacionales para que me veais como asesino y no podeis hacer nada".
Pues yo creo que sí, que habría que torpedearles. De hecho ha habido enfrentamientos en el puerto.
¿Hay icebergs en Valencia? Igual con lo del cambio climático...

Myriam dijo...

Ehh, que tú blog no es cutre:)

Dulcinea dijo...

Néstor, tu blog no es cutre. Es interesante, serio y divertido a la vez, y lleno de gente agradable.
No seas pamplinas, anda, que da gusto pasarse por aquí.

Néstor Aparicio dijo...

Menos, menos, MYRIAM, muchas gracias. Debe ser el tiempo (la falta de).
Pero muy poco AGUAÓ: las cosas exigen otro ritmo, un sprint, apretar los dientes y aumentar la velocidad.
Ja, ja, ja... ANDRÉS: si en la Expo de Zaragoza había un iceberg en el Ebro, ¿por qué no habría de tener uno Valencia? Comparto tu rabia.
Gracias, gracias, MYRIAM y DULCINEA. Pero, ¿qué es un blog para todo el trabajo que queda por hacer? Pues eso, una cutrez de gesto.

Luisa dijo...

He hablado de hundir el barco y exactamente eso es lo que haría.
Pero primero desalojaría a la tripulación¿por quien me habéis tomado? Si yo soy muy pacifica.Ahora bien, ese barco no volvia a navegar.

Rocío Arana dijo...

Tu blog es genial, y me uno a las medidas de Myriam/Dulci/Luisa.