martes, 6 de octubre de 2009

El curador

Ayer vino de nuevo. Le vi sentado en la sala de espera, con su aspecto desgarbado y melenudo de hippie y me vi cuatro años antes. Vino al despacho a solucionar la herencia de su padre; él de negro riguroso y minimalista y su mujer –alta, esbelta, joven y nigeriana– con una túnica blanca. Le tomé los datos, mirando de reojo de un lado a otro.
–¿Nombre?
–Federico Pérez.
–¿Domicilio?
–Finca La Espronceda, de Retuerta del Bullaque.
–¿Sin más?
–Sin más.
Seguí escribiendo.
–¿Trabaja?
–Sí.
Le interrogué con la mirada, exigiendo una contestación un poco más completa.
–Soy sanador místico.
Dejé el bolígrafo. Le miré y fruncí el ceño. No se inmutó. Su mujer, ébano suave, tampoco.
–Sí, soy sanador místico: curo a la gente imponiéndoles las manos. Y me pagan con lo que tienen: gallinas, corderos, frutas, legumbres…
–Supongo que por eso necesitas la herencia de tu padre.
–Supongo, me dijo y se sonrió.
–Vale.
Ayer me costó volver del pasado: el sanador estaba de nuevo delante de mi. Entre todos los abogados de la provincia, el sanador místico había vuelto a elegirme. Y me sentí orgulloso y en paz con el cosmos, la lado bueno de la fuerza y la cuadrícula de Hartmann.

41 comentarios:

Nodisparenalpianista dijo...

Oye, oye, que no todos los melenudos somos jipis a cambio de gallinas. Vale, buscaré lo de la cuadrícula esa...

Rosalía dijo...

Debió consultar qué abogado debía representarlo en el I Ching ... y éste nunca falla!

Saludos

Dulcinea dijo...

No sé quién está más colgado, si tú o él ;)

El futuro bloguero dijo...

Aprovecha y que te toque la rodilla... si es tan buen sanador.

Abrazo

María dijo...

Eso es buena señal, si reincide al elegirte como abogado, es que la primera vez lo hiciste bien!. Menudas cosas te pasan... yo creo que no me lo habría creido...

Nodisparenalpianista dijo...

Ay, las buenas costumbres olvidadas... ¡Primer comentario! ¿Qué me llevo? ¿Una ctaplasma de jipi? ¿Un disco de los Bítels? ¿O la predicción de una quiniela de 15???

misideascotidianas dijo...

¿Y te pagará en especias? :)

Luisa

Anónimo dijo...

Si tiene aspecto de hippie debe ser la onda. Aunque cada día entiendo menos las andanzas del "topletrado".

R. Gª. ALDARIA dijo...

Ostias... ¿Y con clientes así has tenido que operarte de la rodilla? ¿Utilizas curador como sinónimo de farsante? ¡Vivan las hijas de ZP! Jajajajajajja

RMora dijo...

Dios los cría y ellos se juntan?

Isabel Riñón dijo...

Que la fuerza te acompañe

Anónimo dijo...

R G Aldaria: Néstor haría bienen suprimir la primera palabra de tu comentario, porque a muchas personas nos duele y nos hiere que determinadas expresiones se usen de ese modo. Si la cambias tú, le ahorras a Néstor el trabajo.
Saludos.

Gonzalo Ucha dijo...

Yo de estos sanadores místicos sé un rato, q me los encuentro ahora por todos lados, hasta ponen auncios con foto en el periódico, jeje.
1abrazo NAS

R. Gª. ALDARIA dijo...

Anónimo: no pienso cambiar esa expresión, cuyo sentido coloquial se entiende a la perfección, y entiendo que solo puede herir o hacer daño a alguién que la lea desde una extrema susceptibilidad, lo cual no es mi problema. Si Néstor quiere quitar mi comentario que lo quite y/o me lo diga y punto, porque hay confianza y respeto cualquier decisión que tome. Pero tu función de censurador desde el anonimato me hace recordar los autos de fé.

Nodisparenalpianista dijo...

Anónimo(a), ¿no serías tú quien me llamaba "cabrón"el día de las tortugas? Tendría su gracia, la verdad, conociéndonos como nos conocemos todos a estas alturas de la partida.

Anónimo dijo...

R G Aldaria: no soy censurador, y prueba de ello es que me he limitado a haceros ver, a ti y a Néstor, que esa expresión no me parece adecuada. Y además he dado motivos, motivos fáciles de entender para cualquiera que conozca lo que para determinadas personas, muchas, contiene el significado de esa palabra y que tú no ignoras. Si pedir es censurar, tú verás...
En cuanto a la extrema susceptibilidad... pues sí: quien sabe de amor sabe de susceptibilidades.
"Coloquial": ¿en qué coloquios? ¿entre quiénes?
Mírate lo que eran los autos de fe, y verás que es distinto: yo pido, no juzgo.
Y en cuanto al anonimato... te diré que estamos en igualdad de condiciones porque no tengo el gusto de conocerte ni creo que te vaya a conocer porque estoy muy lejos. No obstante, si algún día te conozco, te diré: "era yo".
Pero quede claro que no pretendo hacer cuestión de todo esto.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pianista: no, no fui yo.

Nodisparenalpianista dijo...

Bueno, Anónimo(a). Puedo creerte o no, porque aquél miente más que habla.
Creo que no tienes razón en lo del anonimato. No nos conoceremos personalmente, pero al menos em mi caso, Ndap es siempre Ndap.

Anónimo dijo...

Eh! Que aquí el anónimo soy yo, el auténtico, el que llamó cabrón al pianista y el que dice las verdades como puños. Lo cual no quita que estoy completamente de acuerdo con el anónimo-intruso y Ramón no debería escribir esas cosas por puro respeto.

Myriam dijo...

Ups la que se ha liado... De verdad qué no entiendo esto de pelearse en la blogsfera...

PD: Néstor si no he comentado antes es por falta de tiempo pero te leo de vez en cuando o de cuando en vez y sigues escribiendo mu bien y cuidadin con la cuadrícula de Hartmann que no muy buen resultado :)

R. Gª. ALDARIA dijo...

Anónimo: me parece un gesto de honestidad por tu parte que reconozcas tu postura de extrema susceptibilidad. Para no querer hacer una "cuestión" de todo esto has escrito demasiado. Por mi parte creo que quién entiende amor dería entender antes o más de comprensión y/o tolerancia, pero en todo caso no sé a qué viene esa expresión, pues no creo ese "amor" lo dirijas hacia mí por lo que veo.
Néstor: siento esta polémica que se ha levantado con mi primer comentario, no aspiraba a ello ni creo que fuera para dar lugar a...

R. Gª. ALDARIA dijo...

Anónimo auténtico y al otro: vamos haber, estoy cansado de proselitismo y corrección política de aquellos que se mueven en la extrema susceptibilidad: No he faltado al respeto a nadie. SOLO ME DISCULPO POR MI FALTA DE ORTOGRAFÍA, LO CUAL, CURIOSO, NADIE ME HA MENCIONADO: NO ES "OSTIAS" SINO "HOSTIAS". Es decir, reconozco cometer faltas de ortografía, escribir mal en general y ser bastante vulgar, pero no soy irrespetuoso, de lo cual me habéis tachado ambos. En el diccionario de la RAE la palabra "hostia" (ya he aprendido que se escribe con hache) tiene muchos significados. Por el contexto está claro que yo la utilicé con el de "interjs. vulgs. Denotan sorpresa, asombro, admiración, etc" Nada más que eso señores, nada más, toda esta polémica es estéril y absurda.

Dulcinea dijo...

R.G. Aldaria, esta vez te ha tocado a tí. Y has hecho justo lo que quería ese gris y bajito personajillo: entrar al trapo, darle protagonismo y colaborar con ella -sin intención por tu parte- en generar mal rollo en este blog. Pr cierto, éste no es el primer blog damnificado.

La cuestión es la de siempre, anónima, bajita de altura y de talla personal: mucho rimel, mucha rima, y muy poca educación.

Anónimo dijo...

JODER, SOYS TODOS LA "REHOSTIA".

NÉSTOR, CARIÑO, PON ORDEN, ¡COPÓN!

El Anonimo mas Anonimo.

jegarmimo dijo...

NO ME INTERESA MUCHO LA POLEMICA PERO ALGO DIRE:

ESTA GENTE SON MILLONES Y LO INVADEN TODO, LAS FIESTAS POPULARES, (EL DIA DEL TRABAJO ES SAN JOSE OBRERO).

DI COÑO O COJONES, SE PONEN MAS CACHONDOS Y NO SE CABREAN TANTO CONTIGO.

A MI ME PARECE QUE EN ESTE PAIS SE JODE POCO Y MAL. SALUDOS A TODOS




REFLEXIONAR SOBRE ESTE

Anónimo dijo...

Jaja, he de decir q R.G. Alearía me cae muuy bn! Y no lo conozco, pero eso de acudir a la RAE de vez en vez es muuy útil! Bsos al autor del blog! Patzarella ;-)

Néstor Aparicio dijo...

¡¡BUENO, YA ESTÁ BIEN!!
Basta de estupides, ¿de acuerdo? Va por unos y por otros, pero aquí -en este blog- no se insulta a nadie: se expresan opiniones con total libertad pero no se insulta, porque el insulto es recurso del débil mental.
RAMÓN, hazme un favor, no uses expresiones que puedan resultar blasfemas para nosotros los cristianos (sí, ya sé que el 22 en el fútbol lo dirás cada vez que te dé mi mejor colección de patadas... Pero es es otro problema, jejeje).
ANÓNIMOS DE LAS PELOTAS, hacedme el favor de poner identidad o de comentar en cualquier otro blog.
JEGARMINO, tienes problemas más serios en qué pensar: el curso empieza ya y tú te dedicas a hacer reunioncitas en las que rajas de la junta de gobierno y de la dirección de le EPJ. ¡Trabaja, que para algo te pagamos un pastón, joer!
CMXI: he borrado tu comentario porque me da la gana y porque no me ha parecido en absoluto correcta. Espero que no te importe.
Y A TODOS: ¿queréis decir algo gracioso de la pedazo de entrada que me he marcado? Desde luego, desaparezco dos días y me montáis aquí la de San Quintín...

Nodisparenalpianista dijo...

Bueno, Néstor, lo de las estupideces creo que debería ir por los hunos, pero no por los otros que las sufríamos en casa y ahora en el vecindario.

Myriam dijo...

No se pero lo de los sanadores misticos debe de estar de moda, el otro día me contarón que hay quien ve las enfermedades de las personas por el aura, yo no me acaba de creer.. Pero si tiene algun problema jurídico te lo mando... ;)

María dijo...

¡¡¡cuentanos más cosas!!!

Dulcinea dijo...

Néstor, creo que te han marcado un gol. Y practicar la manu militari con todos, equidistante, no es lo más acertado desde mi punto de vista.

Algunos hemos tenido nuestros blogs contaminados por estos anónimos. Tenemos sus IP. Y nos duele que ahora te toque a tí.

Opino que R.G. Aldaria no se merecía que le respondieras así.

Anónimo dijo...

Oye, Dulcinea: si cambiamos de tema, cambiamos de tema. Pero aquí quien empezó fué RG Aldaria escribiendo una blasfemia, cosa que molesta a mucha gente. Repásate los comentarios a esta esta entrada, a ver dónde encuentras las faltas de respeto, los insultos, las palabrotas, las borderías y las faltas de educación.
A ver si va a resultar que por pedir que no se digan blasfemias en una reunión de amigos soy un tal y un cual. Sólo faltaba, hombre.
Un poco de sentido común.
Y me da la gana de permanecer anónimo: el blog lo admite y su dueño también. Por cierto, ¿de verdad que te llamas Dulcinea?

R. Gª. ALDARIA dijo...

Me llamas blasfemo, irrespetuoso, mal educado y borde... Desde tu postura me parece bien, correcto, normal, lo interpreto como un halago. Mi moral o creencias no se sienten ofendidas por lo que pueda escribir en cualquier lugar cualquier desconocido. Tendré falta de orgullo, qué sé yo.
Esto lo empezó única y exclusivamente tu extrema susceptibilidad, que dijiste tener.
¿He escrito yo palabrotas? En todo caso, ¿una palabrota es blasfema por sí misma? Si me permites una recomendación, no lo tomes a mal, lee o relee algo del siglo de oro español. Quevedo te sentaría muy bien. O, más cercano, Umbral.
Esto no es una reunión de amigos porque con tu actitud tu no eres mi amigo ni nunca lo serás. Esto es una página de internet donde cualquiera, conocido o desconocido, tiene la libertad de comentar un blog.
Tu fuiste el que empezaste la dinámica de, en lugar de comentar la entrada del blog correspondiente, criticar el comentario de otro.
Haciendo caso a tu apelación al "sentido común" prometo no volver a iniciar nada de nada en esta página, como no conozco todas las expresiones que pueden resultaros blasfemas desde vuestra extrema susceptibilidad, en vuestras reuniones de amigos, prefiero no arriesgarme a otro juicio sumario.
Por cierto, he dicho muchas cosas parecidas a mi primer comentario delante de cristianos y nunca ha pasado nada, qué curioso.
Dime algo más, Sr. Anónimo, por favor, que creo que eres de los que les gusta decir la última palabra.
Adios, y perdón si "adios" ofende la susceptibilidad cristiana de alguién, no era mi intención.
Quién sabe, a lo mejor resulta que yo también soy cristiano o algo parecido, aunque se de por hecho que no lo soy.

Nodisparenalpianista dijo...

R. Gª. ALDARIA y Dulci, tenéis razón.
Un paso al frente para firmar vuestras palabras. Y, no, anónimo y anónima, no me llamo NDAP, aunque no me desagradaría ni una pizca, así que, en el fondo, si me llamo así. Y no me hagas seguir hablando, que bastante pena das.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Cachís...
A mi me hace gracia que los adivinadores cobren trabajando las 24 horas al día y no adivinen la loto, se llevan la pasat a las Caimán (si sigue la fiscalidad de entonces) y se dedican a vivir la vida!!!

Dulcinea dijo...

Insisto Néstor. Te están colando un gol.

Pianista ¿contestas anónimos? Yo sólo me doy por aludida cuando me apela alguien de forma directa y que previamente ha dado la cara.

Además, a ésta ya la tenemos más que calada.

María dijo...

entrada nueva yaaaa!!!!!!

Nodisparenalpianista dijo...

Eso, eso, entrada nueva yaaaa!!!

Anónimo dijo...

Eso, eso: otra entrada, que tengo ganas de meterme con Ramón ;)

Anónimo dijo...

Hola a todos,
Yo, como el gran musicologo Franz Johann Mastropiero dice, soy otro Anonimo.
Solo quiero comentaros lo de las blasfemias, etc. Interjección sorpresiva = interjección sorpresiva.
Por eso, no es blasfemia.
Segundo, Nestor no ataques la debilidad mental de los demás cuando te atacan, demostrando en tu dia a dia la misma debilidad, poniendo verdes y haciendo la cama por la espalda y con nocturnidad y alevosia a cuantos compañeros y compañeras te encuentras.
Si sigues asi, solo puedo decir, ¡Viva la debilidad mental! eso si distinta de la de Nestor y que te la cuide el sanador.

Néstor Aparicio dijo...

En contra de mis costumbres contesto al último de los anónimos. En primer lugar, me alegra comprobar que no me conoces, porque si fueras amigo me dirías esas cosas a la cara. Esconderse en un "anónimo" es una actitud cobarde y fácil. Sigue persiguiendo fantasmas, que se te da bien y sigue lanzando acusaciones a voleo, que también se te da bien. Y sigue perdiendo amigos...
Veamos, tampoco acuso de débil mental al que me ataca, sino al que insulta; no a mi, sino a los demás.
Espero que un dia reunas el valor suficiente de mirarme a la cara y decir, sí, fui yo.
Un abrazo.