miércoles, 19 de enero de 2011

Cosas que no logro apuntar

1. De cuando trabajé en radio guardo la capacidad de decir lo que pensé segundos ha, de forma que en los juicios me da tiempo a hilar lo que quiero decir antes de decirlo, mientras continuo hablando. Pero me sucede en ocasiones que me atasco eligiendo la palabra ideal, sufriendo por unos segundos el estrés fatal de saber que mi boca va avanzando inexorable por la frase pensada sin tenerla aún completada. Y ya digo, me atasco. Ayer me pasó con “transferencia”. Me quedé a mitad de frase hasta que la sustituí por “ingreso bancario”, que no significa lo mismo –lo sé–, pero es que algo tenía que decir.
2. La tecnología a veces es un obstáculo para los indecisos. Antes pensaba algo especialmente feliz y lo apuntaba en mi moleskine. Ahora no sé si tengo que soltarlo en facebook (que me obliga a decir algo con eso de “what’s on your mind?” cada vez que entro), comprimirlo en twitter, organizarlo un poco en el blog o transmitirlo por skype. Lo dicho, un lío.
3. Me dicen que con las recientes elecciones del Colegio de Abogados no he hecho muchos amigos. Lamento perderlos, si ha sido el caso, pero no me importa lo que digan de mi los que nunca lo fueron.
4. Oigo la radio sorprendido. Si te pasas la semana gritándoles canalladas, amenazándoles, espiándoles y tirando huevos contra su casa, no debes sorprenderte de que un descerebrado parta la cara a un concejal en la puerta de su casa. Ahora el político escurre el bulto, porque al parecer la masa torpe e ignorante es la excusa. El voto, otra vez, como meta-patética de algunos.
5. Me llama un cliente. Tiene un juicio de faltas. ¿Contra quién?, pregunto inocentemente. Contra el mundo, me dice, por mobbing. ¿Contra todo el mundo? Sí, insiste, contra todo el mundo. Es la primera vez que no he sabido qué decir.

7 comentarios:

ardiendoaunclavo dijo...

1. Mira tú por dónde, a mí me pasa justo al revés: en ocasiones, digo todo seguido. La mayor parte de las veces... me atasco.

2. Para los indecisos la vida entera es un obstáculo. Desde que hay cientos de posibilidades entre las que elegir por cada movimiento que hacemos ;)

3. ¿Es muy atrevido suponer que los amigos perdidos en esas elecciones no existen porque nunca lo fueron?

4. (...)

5. ¿Cuándo instituirán los juicio de faltas de ortografía, de sentido común, de respeto...? Entre otros.

R. Gª. ALDARIA dijo...

(3) Ya sabes mi opinión. No te fijes sólo en los amigos, sino en la imagen que se trasmite, en la conciencia, en no contradecir ideas por prontos...
(4)Los políticos (sé que generalizo, lo siento) son expertos en lanzar la piedra y esconder la mano, o en alargar la mano y esconderla en un paraíso fiscal.

Dulcinea dijo...

¿has probado el yoga?

Juan Ignacio dijo...

Qué cosa. En el primer caso no te salía la última palabra, en el último caso no te salía la primera.

Saludos.

Néstor dijo...

MARTA, esta vida está loca, loca... Pero llena de cosas buenas, de gente, de amigos, de quienes no son amigos pero se toman la libertad de simularlo, de zumbaos que subsisten de milagro... ¡Y es genial!
RAMÓN, sé tu opinión y la valoro mucho. Y que sepas que por eso intento dominar al Increíble Hulk que se esconde debajo de mi piel. Pero es que a veces es bien difícil.
DULCINEA, ¿es algún tipo nuevo de ginebra? jejeje
JUAN IGNACIO, pues sí, es curioso. Es que últimamente he descubierto que no tengo ni la última ni la primera palabra, jajaja... Cosas de dos, ya sabes.

Dulcinea dijo...

No es ginebra pero te deja nuevo, elástico y con olor a incienso, puaj.

¿Tú el increíble Hulk? Pero si eres un osito de peluche encantador...

am dijo...

La verdad es que no sé cómo logramos, en estos tiempos, atender el blog, el Facebook, Twitter, Skype, y luego, hasta escuchar la radio.

Saludos!