viernes, 25 de enero de 2008

El cambio

Se cierra un ciclo. Ayer, después del café, salí del despacho en el que había entrado diez años atrás por primera vez, con un blazer azul y la cabeza llena de pájaros y sueños. He aceptado una oferta –digámoslo así– que no podía rechazar y dejo atrás diez años de aprendizaje, de trabajo intenso, de anécdotas y amigos que nunca olvidaré: Gonzalo, Demetrio, Donaciano, Felipe, José Luís, Ana, Rosa y Joaquín, mi maestro que fue, mi compañero y mi amigo. Ya dije que no os olvidaría: no lo haré, aunque pueda parecer lo contrario. Al fin y al cabo todo lo bueno que tengo lo he aprendido de vosotros (lo malo es de mi cosecha), así que os debo mucho; mucho más de lo que os podáis pensar. Pero tocaba cambio, tocaba involucrarme en otro proyecto, en otro despacho que me permitirá crecer mucho y más deprisa, así que me he lanzado a una aventura con nuevos compañeros (admirables compañeros) y nuevas expectativas y sueños.
Nada cambia. Apenas siete calles. Pero todo es diferente. No me echéis en falta: no creo merecer tanto. A vosotros y a todos, sabéis que tenéis vuestra casa en la C/ Alarcos nº 8, 6º D, mi nuevo despacho; el nuevo hogar de este joven abogado.

16 comentarios:

Dulcinea dijo...

Mucha suerte topletrado.
A currar mucho y a poner orden en el caos. A ver si ahora actualizas este chat más a menudo.
Por cierto, ¿has cogido de tu antiguo despacho la bocina que me olvidé el día que Rocío te levantó las fotos? Te la presto de pisapapeles.

Altea dijo...

Ooohh! Suena a penita mora todo eso. Duro, dejar un despacho que te ha visto nacer (como buscapleitos, se entiende)

patzarella dijo...

¡Mucha suerte en el nuevo despacho! Seguro te irá de maravilla !!!!! Así es la vida.., abrir y cerrar ciclos... Lo mejor es que todos se quedan contigo y te hacen ser presisamente TÚ ;-)

Juan Ignacio dijo...

¡Mucha suerte en esta nueva etapa!

Nodisparenalpianista dijo...

A triunfar, Néstor. Energía, trabajo y buen hacer. Y no te olvides la agenda!!!!!
Digo, la agenda de 2017, donde apuntaste lo de la cena, joer, que lo primero es lo primero, no sea que con la chorradica del despacho se te vayan a olvidar las cosas importantes!!!

Néstor Aparicio dijo...

Muchas gracias DULCINEA. Trataré de currar mucho y con cierto orden, pero no prometo nada. La bocina se la regalé a mis sobrinas (y creo que mi hermano la tiró a la basura a los cinco minutos).
ALTEA, un poco de pena sí que da, no puedo engañarte; no obstante, salgo ganando en casi todos los sentidos.
Mil gracias PATZARELLA. En efecto, así es la vida: abrir y cerrar. Espero que no se me cierre la puerta en las narices...
Gracias de veras, JUAN IGNACIO.
Ah, PIANISTA, no me olvido. Ya he reservado restaurante y están avisados los de Emergencias... Que dentro de 10 años tendréis una edad.

Daky dijo...

hmmm... cualquier día de estos me paso a verte, jeejeje
por cierto, yo entro de 10 años no tendré tanta edad.
un saludo y un beso (por qué no)

Dulcinea dijo...

¿Qué dices que has hecho con mi bocina? ¿Qué? ¿Que dentro de diez años tendré una edad?

Letrado, te la has cargado. El lunes tu nuevo jefe te mirará con otros ojos. Habrá visto ciertas fotos...

María dijo...

jajaja yo dentro de 10 años tampoco tendré mucha edad! jejeje.

¿que tal el nuevo despacho? ¿muchos bolis en el cubilete de la mesa? ya nos contarás!!

Rodrigo dijo...

Mucha suerte en tu nuevo desafío. Antes lo dije, llegar a tu espacio me impulsó a dar pasos en la finalización de mi segund carrera (derecho). Los pasos deben darse y te animaste. Suerte y felicidades!

juanjomolina dijo...

Gracias, Néstor, por tu blog, gracias por escribir la realidad desde esa perspectiva tuya tan optimista. El cambio no es tal si sigues conservando tantos amigos.

el trenti dijo...

Pues no mucho más que añadir a lo que ya has dicho. Mucha suerte en tu nueva andadura. Triunfarás.

Una cosa que pensaba mientras leía tu blog: ¿sabes si algún cliente tuyo ha leído alguna de tus entradas? ¿qué pensarán? Los abogados, por eso de ser jurisPRUDENTES, siempre parece que tienen que mantener la distancia pero en tu blog se conoce un poco más de ti.

Por cierto, ahora que tenemos la dirección iremos todos un día y montamos una de nuestras fiestas de disfraces.

Un abrazo

PD: Siempre es bueno tener un blazer azul de fondo de armario

Nodisparenalpianista dijo...

Trenti, te veo muy de armarios últimamente. Dentro de diez años, querido Néstor, seguiré siendo un pimpollo, y espero que tu nuevo despacho te permita el suficiente margen para que nos sigas deleitando con tu güep. Bueno, eso cuando actualizas, chato, porque últimamente... en fin.

Néstor Aparicio dijo...

DAKY, pásate cuando quieras: estás en tu casa (bueno, con ciertas prevenciones, que si no igual me echan al poco de entrar). UN beso mu fuerte.
DULCINEA, no quería yo insinuar nada, de veras. Lo de la bocina lo siento muchísimo, pero es que nos la encontramos y no sabía muy bien qué hacer (es que -recuerda- se trataba de una bocina de barco).
Bien, muy bien MARÍA. El nuevo despacho es genial. Esta vez, por cierto, he dejado dos bolis en el cubilete y el resto los he metido en el cajón (he descubierto que así desparecen menos).
En efecto, RODRIGO, los pasos deben darse, al menos cuando tienes edad y ganas para darlos por ti mismo. Enhorabuena por tu segunda carrera, por cierto.
Gracias, JUANJO: efectivamente, el cambio no es tal...
TRENTI, lo cierto es que cuando comencé el blog quería dar a conocer una profesión que tiene mala fama... No creo que ninguno de mis clientes me lea (amigos sí), pero si lo hicieran no les haría ningún daño. Verían como somos, qué nos preocupa, por qué sufrimos...
PIANISTA, este primer mesecillo iré un poco de craneo, pero os aseguro que actualizaré siempre que pueda. Gracias por la preocupación: me halaga.

J. dijo...

Quemar etapas es necesario. Buena suerte, Néstor. Éxito.

El futuro bloguero dijo...

Enhorabuena. Muchas veces los cambios ocurren cuando nos atrevemos a aceptarlos.

Ya has dado otro paso.

Enhorabuena.