jueves, 16 de abril de 2009

When the man comes around

Me decís que escriba, que actualice, pero no sé qué decir. Necesitaría algo de tiempo para ordenar un par de cosas que tengo en la cabeza y escribirlas, pero no tengo tiempo ni orden. Quisiera, no sé, contaros que me ha vuelto a llamar Lucía para preguntarme por el procedimiento de su padre, un cretino que está en prisión por tratarlas mal; o que he dejado de tomar los calmantes que me recetaron después de la operación, porque necesito tener la cabeza fresca. O cualquier otra tontería de las que solo alegran a los abogados, como que la Audiencia Provincial ha desestimado la solicitud de prueba del abogado contrario o que uno de mis mejores amigos cumple hoy treinta y siete años. O –¡qué sé yo!– que estoy terminando una demanda con la que llevo atascado unas horas… Quisiera decir muchas cosas. Si tuviera tiempo y fuera ordenado os hablaría de las torrijas de la madre de Pablo o de un par de gestiones rápidas y eficaces que he hecho esta mañana que me han hecho sonreír. Pero hoy no.
Quizá mañana. Quizá vuelva otro día.

23 comentarios:

J. dijo...

Seré breve (y repitiéndome): me encanta leerte, Néstor.


Un abrazo!!

Myriam dijo...

Ya sabes que a mí también me encanta leerte, lo de los calmantes no sé que decirte, luego te duele y no es plan, por otra parte felicidades a tú amigo y que envidia de torrijas, ya sabes que por alguna parte te espera un chuletón y una animada charla.
Besos Letrado

El futuro bloguero dijo...

Hasta que hables de esas torrijas, tienes unas en lo mío... para calmar tus dolores y mantener despejada la mente... (en la entrada anterior)

En la de hoy... algo más simple.

patzarella dijo...

Y q cuando tenga algo q decir? Mmmm... Siempre tienes tanto de q hablar !!!

Myriam dijo...

Juas juas juas la canción no tiene desperdicio ja ja ja.

¡Buen finde Néstor!

R. Gª. ALDARIA dijo...

Te cuidado,las torrijas son más adictivas que los calmantes!

María dijo...

no dejes de tomarte los calmantes... duerme más para compensar, pero no aguantes el dolor a lo bestia.... no?
Con lo demás ánimos! desde aqui no queremos presionarte para que escribas, pero es que nos gusta leerte!!! esperaremos a que te ordenes un poco para contarnos!. animossssss

pd- insisto: YO NO PIENSO COMO LOS JUECES! jajajaja

Anónimo dijo...

Esta María dice cada cosa... : "esperaremos a que te ordenes". Perla.

María dijo...

manipulador/a

maria jesus dijo...

Dices que no dices nada y hay que ver lo que cuentas y lo bien que lo cuentas, y casi no te quejas de la rodilla para ser hombre, y en fin, ¡que bien me caes!

Marta dijo...

TopLetrado, ¿cómo va tu rodilla? Espero que ya no te moleste y que la vayas recuperando a buen ritmo. Ánimo con todooooo.

Néstor Aparicio dijo...

Tu brevedad, oh J., es largamente halagadora. Un abrazo de vuelta para ti.
MYRIAM, lo del chuletón me motiva mucho. Es mejor comprarme un traje que invitarme a comer (dicen aquí), pero en fin, si te arriesgas... La canción es bien buena; Johnny nunca defrauda, aunque hable de cosas un poco elevadas como el apocalipsis y tal (escucha lo que dice al principio: And I heard as it were the noise of thunder/One of the four beasts saying: come and see. And I saw/And behold a white horse)
FUTURO BLOGUERO, ya las vi, ya las vi... Madre mía. Eso sí, no hay torrijas como las que me hace mi madre (ñam, ñam...).
PATZARELLA, últimamente tengo poco de qué hablar, porque -con mi pierna a rastras- solo hablo de mi... Así que mejor no abro la boca.
Hum... RAMÓN, razón no te falta. Esta Semana Santa he engordado cinco kilos... Menos mal que los he perdido este finde (snif).
MARÍA, el problema es que como nunca me medico, cuando tomo algo me quedo medio ido (si es nolotil, ido por completo). No obstante esta Semana Santa he aprovechado para dormir toooodo lo que tenía que dormir, ja, ja, ja...
ANÓNIMO, debo estar un poco espeso porque no pillo la gracia...
MARÍA JESÚS, muchas gracias, ja, ja, ja... Eso te pasa porque vienes a mi blog a dejarte sorprender por nada (y esa capacidad es un don).
MARTA, la cosa no va mal. Ayer comencé con la piscina (uf) y hoy estoy agotado. Nunca pensé que el agua cansara tanto...

Myriam dijo...

Ya he oido la letra entera y es muy buena ...

Myriam dijo...

Ahhhhhh, y me arriesgaré así que recupérate pronto y en cuanto conduzcas ya sabes chuletón al canto ja ja ja

Anónimo dijo...

Qué buena está la canción!, perdón mi ignorancia, pero quiénes son?.
Cecilia I.

Qué tal vas de la recuperación?, ya estás por cumplir el 1er mes desde la operación.

Marta dijo...

El agua es malísima, Letrado. De cerveza pa'rriba ¡jaja!
Ánimooooo.

el aguaó dijo...

Al no tener nada que decir, Fito sacó una canción genial. A veces, el no tener nada que decir, es la mejor forma de hablar.

He vuelto amigo, después de mi borrachera anual de incienso y azahar. El tiempo pasa rápidamente, como se consumern los cirios de la Pasión, pero aún así, hacía mucho que no entraba en este rincón tuyo que tanto me gusta.

Un abrazo enorme.

Nodisparenalpianista dijo...

Hola Néstor. Si he vuelto hasta yo, te perseguiremos hasta que escribas, majo.

Myriam dijo...

¡Actualiza pfa!

Dulcinea dijo...

Hola ¿qué tal la pierna? ¿es cierto eso que corre por ahí de que lloraste cuando viste el instrumental? ¿siii?

juanjomolina dijo...

te esperamos con nuevas entradas. No puedes dejar tirado a un público que sigue este blog desde hace años!!! Un saludo desde el Café de Redacción

El futuro bloguero dijo...

Solo para desearte calma y relax, hasta que tengas ganas y tiempo para seguir adelante.

Abrazo

Néstor Aparicio dijo...

Aquí estoy de vuelta...
MYRIAM, la canción es genial y la letra es increible (más impresionante que la música).
CECILIA, es el viejo Johnny Cash (d.e.p), un tipo sorprendente que te recomiento vivamente.
Eso digo yo, MARTA, eso digo yo... Lástima de bidones de la bici, que solo pueden llevar agua y mejunges extraños...
AGUAÓ, ya se te echaba de menos... Pero en fin, te sabíamos en buenas manos.
PIANISTA, tienes razón... Pero es que hay veces que no sé qué decir, otras que no sé cómo decirlo y otras -pocas- que no tengo tiempo para decir nada...
DULCINEA, no es del todo cierto, pero no falta un algo de realidad en ese comentario.
JUANJO, no te creas que no lo he pensado... En fin, es criminal siempre vuelve al lugar del crimen...
FUTURO BLOGUERO, he vuelto. Muchas gracias por estar ahí y mirar. Un abrazo (aunque escribas sobre pescado).