lunes, 25 de mayo de 2009

Drama, vendedores de humo y sálvese quien pueda

Corría desesperadamente el segundo día de las XXVIII Jornadas de Escuelas de Práctica Jurídica cuando Alicia me sorprendió recostado en un sillón, hablando por teléfono.
¿Qué tal? ¿Qué te está pareciendo esto?
Hum… Pues si quieres que te diga la verdad, estoy un poco decepcionado.
Y lo estaba entonces y lo estoy ahora, porque había ido a Almería con dos inquietudes y algunas preguntas sobre el reglamento de la Ley de Acceso a la Profesión y los convenios con la universidad… Y hoy, de vuelta a casa, sigo como al principio, en el punto de partida. Aunque, pensándolo bien, no es del todo cierto. Hemos trabajado, resuelto cosas, hablado sobre Bolonia y los problemas de la universidad. Nos hemos empapado de algunos dramas (propios y ajenos), hemos oído a vendedores de humo y sobre todo he visto a gente que se deja la vida por su escuela, por su colegio, por dar buena formación a sus colegiados, a los abogados del futuro y del presente. Guerra de guerrillas, pistoleros que hacen la guerra por su cuenta porque nadie de arriba dice nada; compañeros que hacen las cosas muy bien y de los que he aprendido mucho (porque me queda mucho por aprender).
Pero también volví a ver a amigos de siempre: Mayte –la recién elegida presidenta de la Confederación Española de Abogados Jóvenes– Esther y Juanfran, que me confesó que me había sometido a un férreo espionaje a través de mi blog para ver qué decía de la ejecutiva de CEAJ. Y a los de siempre se han unido otros: Juan, Antonio, Olga y Eduardo y Alicia, la de ojos azules y mirada inteligente y afilada.
Al terminar de cenar, el último día, volvía canturreando con Los Secretos: gracias por elegirme, por cuidarme tanto y por no irte
Hum… ¿Lo dices en serio?
Pues claro.



[Y, aunque no dije nada, pensé –ya de vuelta– en aquello que cantan los Dashboard Confesional: vindicated/I am selfish, I am wrong/I am right, I swear I'm right/Swear I knew it all along/And I am/Flawed/But I am cleaning up so well/I am seeing in me now/The things you swore you saw yourself]

8 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Como siempre gran música la que te acompaña.

Y encima con la letra apropiada..

Dulcinea dijo...

Me quedo con eso de la guerra de guerrillas.

R. Gª. ALDARIA dijo...

Lo de los amigos/amigas de siempre me suena a buenos cotilleos, ja,ja,ja, que mal pensado soy. Espero que haya guerrillas que funcionen mejor que otras porque si no... Pasa igual con el turno de oficio, cada guerrilla o taifa por su lado, pero que guapos salen los decanos en todas las fotos. ¿Y la prioridad la nueva sede?

Nodisparenalpianista dijo...

Los vendedores de humo, vaya promociones. Y ni uno en paro.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... Muchas gracias, FUTURO BLOGUERO... Aunque conociéndote me temo que lo dices por Los Secretos.
DULCINEA, a mi me gusta más la guerra organizada, por bloques y con gente que mande y dirija las operaciones... Si no puede ser, pues vale...
RAMÓN, ya te contaré la "parte no oficial" ja, ja, ja... ¿Este viernes? Por cierto, te veo crítico con la nueva sede, así no fastidies y convence a tu jefe para que vote a favor (que se le ve venir).
PIANISTA, los vendedores de humo saben hacerse siempre su sitio... Y cambian de estrategia para no quedarse en paro (y nosotros les damos de comer...).

Dulcinea dijo...

A estas alturas de la película, Néstor, desconfío profundamente de los que mandan y dirigen las operaciones, y sobre todo de los que les obedecen.

Compruebo con estupor que aún no te has deshecho de tus cedés ;)

R. Gª. ALDARIA dijo...

Antes de convencer a mi jefe debes convencerme a mí... El viernes está bien.

Myriam dijo...

¿No deberias respirar y parar un poquito? Amos digo yo