lunes, 15 de junio de 2009

Amor en tiempos extraños

No sé cómo se conocieron. El caso es que ella le visitaba a él. Se veían mucho, cuando podían y les dejaban. Habían llevado una vida peculiar, de idas y venidas, vueltas y revueltas. Supongo que la vida tiene eso, esquinas y callejones, caminos que empiezan bien y terminan inexplicablemente. Vidas inquietas.
Te quiero, le dijo él un día. Y ella se sonrojó, aunque se lo esperaba. Y entonces decidieron casarse. Tengo todo el tiempo del mundo, dijo él, pero quiero que sea la semana que viene. Y ella dijo que sí. Él saltó de alegría y pidió al cura de la prisión que los casara. Aquella noche, de forma repentina, murió en su celda de un ataque al corazón sin que nadie pudiera hacer nada.
Ella se quedó sola, una vez más. Aguantó como pudo, esperando. Apenas un año despues ha muerto también.
No la conocí nunca y sin embargo ahora que me he enterado, no dejo de pensar en ella.

14 comentarios:

Rosalía dijo...

Yo no conozco a ninguno de los dos pero, desde que leí tu entrada, no dejo de pensar en ellos ...

Marta dijo...

Creo que yo me he quedado igual que vosotros dos... Pensando. Y tirándome un poco de las orejas: ¡cuánto tiempo nos permitimos perder!

Anónimo dijo...

Joder.

Dulcinea dijo...

Vaya historia más dura.

Myriam dijo...

Juer ¡Qué duro!

patzarella dijo...

Es triste, pero apuesto lo que quieras a que el tiempo que estuvieron juntos ha sido el mejor. ¿Has visto "The Notebook"?, es la película que se hizo del best seller de Nicholas Sparks, una historia preciosa que a mi en un día más o menos emotivo me roba más de una lágrima (ja!)

Néstor Aparicio dijo...

ROSALÍA, es que es duro... En fin, supongo que el tiempo que estuvieron juntos fueron todo lo felices que se puede ser mientras uno de ellos está en prisión.
MARTA, si ya lo digo yo, ¡cuántas veces el tiempo se nos escurre entre los dedos!
ANÓNIMO-QUE-SE-TE-VE-EL-PLUMERO, te has vuelto de un expresivo...
DULCINEA, la vida está llena de historias de este tipo. De vez en cuando, en medio del desierto, florece una plantita...
Sí, MYRIAM, muy duro...
PATZARELLA, no sé si has visto El Señor de los Anillos; lo verdaderamente importante es saber qué hacer con el tiempo que se nos ha dado. Por cierto, echaré un vistazo a la peli esa...

misideascotidianas dijo...

¡Hola Letrado! Espero que la moraleja no sea que debe uno casarse en plazo de una semana.
Yo Letrado no soy tan sensible como otros blogueros, yo no me quedaré pensando en estas muertes jóvenes y esta vida truncada. Rezaré una oración y continuaré pensando en otras cosas.
Luisa

Murcia, qué hermosa eres dijo...

Oño. Qué dramón, por Dios.
Moraleja: casarse mata.

Nodisparenalpianista dijo...

Estoy con Patzarella. Ese tiempo, su tesoro.

Néstor Aparicio dijo...

LUISA, lo cierto es que no eran jóvenes... Me alegra que reces por ellos, no habrá mucha gente que lo haga.
CONSANGUÍNEO MURCIANO, lo cierto es que es un drama, pero no sé si la moraleja debe ser esa... Hum... Puede ser, ahora que lo pienso.
PIANISTA, ese tiempo fue para ellos como el tiempo de descuento de un partido, donde cada segundo cuenta.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Qué concurrido anda esto!. Me parece romántico el matriminio express.
A mi siempre me ha parecido muy bueno lo que le dice Harr a Sally al final de "Cuando Harry encontró Sally" (no es muy recomendable pero sí muy divertida) "Cuadno quieres pasar el resto de tu vida con alguien quieres que ese resto de tu vida empiece cuanto antes"

Benita Pérez-Pardo dijo...

Ups! Perdón las erratas. La próxima vez me esforzaré más.

Néstor Aparicio dijo...

Hum... BENITA, tienes toda la razón. Me gustó la cita, aunque no la recordaba...