viernes, 19 de junio de 2009

Llegar

Como buen defensa lateral nunca me importó llegar tarde. O el hombre o el balón, me decía. Y así crecí, llegando tarde. Siempre el último, siempre esperado. No lo hago conscientemente, solo llego tarde, me temo que como un modo de vida.
Y ahora, desde hace un mes –unos días, unas horas– lamento haber llegado tarde, no haber llegado antes, ser el segundo…
No pierdas la esperanza, me dijeron anoche.
Vale, dije yo.

21 comentarios:

M. A. Labeo dijo...

Lo siento letrado.

Afortunadamente eres creyente así que NO PUEDES perder la esperanza, al menos no sin dejar de serlo.

Enhorabuena y gracias por el blog

Marta dijo...

Anoche dijiste "vale". Recuérdalo si en algún momento flaquea la esperanza.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Supongo que el refrán "nunca es tarde si la dicha es buena" se puede interpretar de dos formas, no?

Néstor Aparicio dijo...

Hum... M.A. Labeo, lo haré, lo haré... Solo espero una brizna de esperanza. Gracias a ti por estar ahí.
MARTA, lo recordaré... Hum... Te debo algo... Joer.
BENITA, espero que se pueda interpretar así y que el futuro sea mejor que el presente.

R. Gª. ALDARIA dijo...

A mi eso de tarde me suena a prescripción y me cago en los pantalones. A veces para pasar del segundo al primero sólo hacen falta un par de hostias o un beso. La esperanza en este caso es lo que quieras hacer, creo.

Juanluís dijo...

El primero sólo puede ser una persona. Lo importante es llegar; aunque siempre podemos aprender y mejorar para la próxima.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... RAMÓN, ¿pero cómo eres tan bruto? Menos mal que me conoces... Ya te contaré, ya...
JUAN LUÍS, es cierto, el primero solo es el primero (y suele ser un alguien, pero a veces es un algo que se cuela, una desesperanza, una bajar los brazos...).

Dulcinea dijo...

Una cosa es llegar tarde, y otra no llegar. Piensa bien cuál es el precio de llegar el primero. No siempre compensa, letrado. En serio.

Myriam dijo...

La canción es muy buena...

María dijo...

hola! he vuelto!! esta entrada me sugiere varias preguntas... pero no se puede ser tan cotilla! jajajaja el consejo de la esperanza es bueno... pero no te duermas esperando a que llegue el mejor momento!! voy a escuchar la canción, que desde que me descubriste aquella de I'm yours me fio más de tu criterio musical! jajajaja

Anónimo dijo...

Una vez me dijiste que encima de las nubes negras está el sol, aunque yo en aquel momento no lo viese. Tenías razón. Gracias por haberme ayudado entonces. Y ahora... ya sabes: el sol sigue ahí.

cxiwas dijo...

Algunos preferimos llegar los segundos o llegar tarde que no llegar.

Dulcinea dijo...

"encima de las nubes negras está el sol"...

Letrado, con tu permiso lo hago mío. Es brillante, y muy cierto.

Néstor Aparicio dijo...

DULCINEA, te veo poco combativa... El segundo no se lleva nada, no hay laureles, ni premio, ni medalla, ni consuelo. Siempre quiero ser el primero. Siempre.
Ja, ja, ja... Muy bueno MYRIAM.
MARÍA, bienvenida... Ya se te echaba en falta, ya. ¿Junio bien? ¿Has terminado todo, todo, todo? En fin, me alegro que alguien se fie de mis gustos musicales.
ANÓNIMO, ¿eso dije? Habría bebido, porque lo cierto es que está bien. El sol... Quizá tendría que tomar más el sol...
CXIWAS, ya sé, ya sé... Eres de los que nunca bajan los brazos. Eso está bien. Yo tampoco. Por eso lucho por ser el primero.
DULCINEA, te lo regalo, ja, ja, ja... No sabía que fuera mio.

patzarella dijo...

Ey! Se ser el primero SÓLO depende de ti! Y.., ser el primero no significa llegar antes.., a veces es saber llegar ;-)

oño, qué calor dijo...

La puntualidad está sobrevalorada, hermano de mis entretelas. Yo siempre llego tardísimo, aunque mi señora esposa sigue cabreándose como el primer día cada vez que llego a las tantas.

Dulcinea dijo...

ENTRADA VERBENERA YA
ENTRADA VERBENERA YA
ENTRADA VERBENERA YA
ENTRADA VERBENERA YA
ENTRADA VERBENERA YA

El futuro bloguero dijo...

Suerte y paciencia.

No se puede cruzar un precipicio de dos saltos.
Nunca es tarde si se llega a tiempo
A falta de pan buenas son las rebanadas de Bimbo.

Abrazo

misideascotidianas dijo...

Pues no te lamentes, que es estéril.

Comprate un buen despertador y pegatelo a la oreja:)

Luisa

Nodisparenalpianista dijo...

Jo, vaya, no suena nada bien, aunque a mi la gloria de la victoria me parece un tanto sosa. Mucho más estética la derrota, dónde va a parar.
Pero me parece que no va por ahí, no.

Néstor Aparicio dijo...

Hum, PATZARELLA, supongo que en ocasiones hay que saber llegar, sí... Pero no me digas que llegar el primero no es lo mejor.
SANGRE DE MI SANGRE, tu esposa es que no entiende la puntualidad masculina... Llegamos con unos minutos... De retraso, habitualmente. Pero es que nosotros llegamos cuando tenemos que llegar... Bueno, es complicado, pero os lo explicaré con aquella botella que me tenéis reservada.
DULCINEA, tenía varias preparadas, porque tendría que hablar de Pamplona, de Málaga y de dos salids en bici increíbles... Pero es que no me da la vida...
FUTURO BLOGUERO, el problema es que cuando has probado champán del bueno, no te gusta el de relleno. Cruzaré el precipicio, ya verás.
LUISA, me has dado una idea... Se nota que eres madre, joer.
PIANISTA, la derrota es solo para que los que dicen basta, los que bajan los brazos...