lunes, 27 de julio de 2009

La noche

era calmada y oscura. Miramos la ciudad, abajo, hasta el mar. Te dije aquello que recordé en ese momento: quomodo sedet sola civitas. Y seguimos mirando, como dos naúfragos felices en su isla, en su refugio.
[El resto lo podría haber dicho yo, pero lo canta Sara Bettens]

9 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Beatriz??

El futuro bloguero dijo...

Por lo de Dante, digo. La ciudad parece muy sola, pero es simplemente verano... creo.

O yo estoy muy positivo

Parsimonia dijo...

Lo malo de leerte desde el trabajo es que no tengo audio (no se puede pedir todo). Ya te escucharé en casa, pero mientras, felicitarte por esos grandes momentos que vives y compartes.
Besos.

Dulcinea dijo...

Insisto en lo de tu colección de cedés.

patzarella dijo...

It's like future and past at the same time... ;-)

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... En realidad, FUTURO BLOGUERO, Virgilio solo cita los lamentos de Jeremías. La ciudad parece sola cuando eres tan feliz que te importa poco lo que suceda abajo. Cuando mirar las cosas desde tu bunker, desde el refugio, tranquilo...
PARSIMONIA, Sara Bettens te gustará. La canción es una versión de los Snow Patrol... Pero una versión francamente buena.
DULCINEA, deberías innovar un poco, que Frank Sinatra palmó hace un tiempecillo, ja, ja, ja...
Hum... PATZARELLA, sí, quizá sea como dices.

Nodisparenalpianista dijo...

Este fin de semana oía el Jeremiah Blues de Sting, que tampoco seria lo mismo. Todo esto es porque te has enganchado a Perdidos, ¿verdad? La Kate, que es mucha Kate, si.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... ¿Perdidos dices? ¡Perdido estoy yo! Pero me voy encontrando...

camus dijo...

Què es un abogado joven?