miércoles, 3 de marzo de 2010

Chocolate

Me encanta. No siempre fue así, pero el caso es que ahora me encanta. He probado de todos los tipos y tamaños, experimentando con los sabores como un explorador en busca del tesoro. Un tesoro que –como muchas otras cosas deliciosas– el viejo mundo encontró en el nuevo.
Bebed, dijeron los mayas.
Y los exploradores bebieron.
Bebida de reyes, dijeron.
Y los soldados bebieron. Sintieron el delicioso beso del chocolate y sucumbieron a la maldición de Moctezuma, enamorados de una tierra que les regalaba una vida nueva.
Yo también he sido maldecido. Yo también he bebido, como un conquistador. Y alimentado por su beso he caminado días y noches, sin cansarme, sin necesidad de otro alimento.

PD: me han regalado chocolate. Mi preferido hasta hoy era el Ghirardelli. Ahora, por razones que sería largo de contar, me enloquece el zChocolat. Y para que no os pongáis a pensar mucho, os dejo con Regina Spektor y una canción que me emociona y que canto a menudo.

15 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Al margen de las razones y la excelente presentación, creo que es mejor calidad la del chocolate francés de zchocolates, que la de los americanos, por buenos que sean también, que lo son.

Abrazo

Néstor Aparicio dijo...

Hum... FUTURO BLOGUERO, tratándose de ti me temo que tendré que darte la razón. Hoy he sucumbido con zChocolates y he de reconocer que es muy bueno.
UN abrazo

Nodisparenalpianista dijo...

Pues en el disco de Peter Gabriel hay una versión de una canción de esta chica. Apenas la he oído, pero el filtro de Gabriel la hace más sabrosa que todo el chocolate del mundo. Por cierto, no quiero parecer antipático, pero a mi me gusta bien amargo.

Atiza dijo...

El chocolate también es mi delirio. Desde siempre. Me gusta hasta la palabra, mira.
Yo tampoco sabía nada de la chiquita de la canción. También me gusta. En cuanto pueda, investigo qué mas tiene.

sustine hefalu dijo...

¿Qué es chocolate de todos los tamaños?
Bueno, sí supongo que a todos os pasa que ha de tenerse a mano siempre una tableta y aunque no se consuma saber que está.
Por cierto¿en nevera o al natural?

Néstor Aparicio dijo...

PIANISTA, amargo dices... Depende cómo te lo tomes. Conozco de unos bombones dulces y maravillosos, jajaja...
ATIZA, has dado en el clavo: delirio es la palabra... Delirio. Y ahora que lo dices, creo que me voy a casa a dar buena cuenta de una tableta de Nestlé (es básico). Y la canción es bien buena... La chica canta bien. Si mirar en youtube salen varias cosas.
SUSTINE, no hay nada mejor que abrir la despensa y mordisquear un poco... Sí, mejor en seco y sin frio, excepto en verano (al menos en esta tierra). Bienvenida, por cierto, que no te recuerdo de otras ocasiones.

patzarella dijo...

¡Qué presumidoooo! Los dioses deben quererte mucho para maldecirte de esta manera... Y aunque Moctezuma y los mayas estén en espacios bien diferentes, ya te digo yo que el nuevo mundo le ha dado al viejo uno de los tesoros más exquisitos: ¡el chocolate! Sí, bebida de reyes.

Por cierto, muy buena rola de Regina Spektor..., a veces me sorprende tu buen gusto ;-)

Néstor Aparicio dijo...

Pse, PATZARELLA, así soy, ni mejor ni peor, pero elegido para probar el alimento de reyes y reinas. En efecto, el Nuevo Mundo le ha dado cosas mágicas al Viejo; cosas que espero investigar este verano.

R. Gª. ALDARIA dijo...

GOLOSÓN!

Andrés Porras Soriano dijo...

Cacao, tomates, patatas, maíz, girasol...

patzarella dijo...

¡Nooo! ¿Viajarás al nuevo mundo en verano? Creo que yo también..., ojalá coincidan las fechas ;-)

maria jesus dijo...

No te tengo envidia.

Mi hija acaba de llegar de Suiza y me ha surtido bien.

Aunque a mi me gustan todos, hasta el de Carrefour

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... RAMÓN, ¡ya lo sabes! Me encanta el dulce y el chocolate...
ANDRÉS, eso y muchas otras cosas, muuuchas otras. ¿Qué pasa con ese café acruasanado? ¡Abandonado me tienes!
Hum... Pues no lo sé PATZARELLA, pero mándame un mail y lo vemos (!); Laura y yo estaremos encantados de tomarnos un café contigo.
MARÍA JESUS, deberías compartir un poco, jejeje...

Dulcinea dijo...

Ay, Néstor, lo que hace el amor, je, je, je, je...

Lo mío son los bombones de chocolate negro.

Por cierto ¿habeis probado la fondue del mercadona, esa que te venden para meterla directamente en el microondas? Con cruasanes del día anterior partidos a cachitos, se pasan todos los males.

patzarella dijo...

¿Sólo un café?, caray, pero si podría invitarlos a cenar y darles una vuelta por la Ciudad... ;-)