martes, 30 de marzo de 2010

El Molino

huele a mi dulce infancia.
La presa, el rio, la isla, los chopos, la central, la cuadra, las literas; cada habitación, cada teja, cada piedra despiertan recuerdos, sueños y sonrisas.
Años y años, uno detrás de otro, cada verano, cada invierno…
Una vida –la de mi familia– que viene y va, que nace y crece, que vive y que muere.
Retazos, resúmenes, recuerdos adheridos a cada esquina de los que se han ido y de los que quedamos con ansias de vivir.
Allí el tiempo se queda suspendido y habla, habla sin parar: cuenta cuentos, historias que han pasado o que están por suceder.
Todo me habla de esperanzas.
En el Molino todo es fresco y joven.
~ ~ ~
Allí me refugio de vez en cuando, pensando, mirando, sintiendo.
Merodeando por las esquinas de mis recuerdos, disfrutando del presente.
O soñando con el futuro.

11 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Los recuerdos que allí viven, los nuestros y los recuerdos de los nuestros, y los recuerdos de los que ya no están y aún son recordados, todos pasean por allí, de vez en cuando.

En las casas de la familia del pueblo es donde más se viaja, cuando eres recuerdo.

Por eso nos gusta ir personalmente, a encontrar tanto recuerdo olvidado.

En la entrada anterior de mi blog, colgue un estupendo libro de cocina italiana en pdf, que te recomiendo Néstor.

Abrazo

Néstor Aparicio dijo...

Razón tienes, FUTURO BLOGUERO. Y además lo has dicho mejor de lo que yo pude decirlo.
PD: ya vi el libro y ya me lo robé, jajaja. ¡Mil gracias!

Dulcinea dijo...

Este tono intimista y lírico que gastas a veces, me encanta, y a veces hasta me emociona.

Llevas dentro un poeta, Topletrado. Que tu toga nunca acalle tu pluma.

Dulcinea dijo...

Como te burles de mí o me llames momia, te doy con los volantes.

patzarella dijo...

Te dejo un comentario pero en mi blog

Néstor Aparicio dijo...

DULCI, es que me amenazas y me dejas sin palabras, joer... Hum... ¿Un poeta, dices?
PATZARELLA, miraré, miraré tu contestación...

Nodisparenalpianista dijo...

Oye, dale vueltas y cuéntanos cosas de ese molino.

Atiza dijo...

Oye Nestor, tiene buena pinta ese molino. Cuenta cosas, sin estrujarte y alguna otra foto, "plis".

Dulcinea dijo...

Ya que Atiza abre el melón de tus fotos, Néstor, no nos olvidamos que nos prometiste una foto de tus rodillas.

Y que incumplir una promesa está muy, muy feo.

maria jesus dijo...

Se ve muy bonito y supongo que tus recuerdos lo son aún más. Estoy c on el pianista, cuentanos cosas de él

Benita Pérez-Pardo dijo...

y las fotos de la boda, para cuando?