sábado, 11 de agosto de 2007

Pagasarri [casi] me mata

Yo, que he sobrevivido al camino de Santiago, a las rutas de Pinos Altos y Rio Frío, a la ola maldita de Mundaka y la falaz resaca de Gorliz, casi fallezco en el Pagasarri. Son, sin ninguna duda, los peores 22'99 kilómetros de mi vida. Apenas sales de Bilbao te espera una rampa que te quita la sonrisa; y luego una rotonda y otra rampa y otra más, hasta que se acaba el asfalto y llega la tierra y otra vez las cuestas, con el inconveniente de que entonces no puedes ponerte de pie porque la rueda no agarra. La duda metódica –¿qué hago aquí, pudiendo estar en Bermeo como todo el mundo?– duró poco, porque fue sustituida por un empeño casi enfermizo de “llegar arriba” a cualquier precio. –Opa (aúpa), nos gritaban los que bajaban. –Gruch, murmuraba yo. Y así, metro tras metro me arrastré kilómetro tras kilómetro.
Y llegué, vaya que sí. Llegué, más muerto que vivo aquella primera vez.
Y como soy de La Mancha y un poco cabezón me lo he subido otra vez más, hasta el repetidor o antena de no sé qué que hay en otro montecillo de al lado (tengo foto, pero este bellaco ordenador ajeno me impide ilustrar la hazaña).
Y volveré de nuevo, hasta que dome el maldito monte que casi se me lleva el orgullo de escalador manchego y me lo suba cantando seguidillas.
Continuará. Si no continúa, malo.

16 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

Lo digno es que la naturaleza te rinda por su belleza, y no por el esfuerzo físico...esperamos esa fotos seguro que será preciosa....un saludo desde Sanlúcar de Barrameda.
(sigo leyéndote)

María dijo...

Bien... insiste... al final podrás decir que tuviste el pagasarri "a tus pies"!

Ángel dijo...

¿Te has ido o sigues por La Mancha?

patzarella dijo...

Te elegí para el "Juego":
Las reglas:
1. Cada jugador (a) comienza con un listado de 8 cosas sobre sí mismo.
2. Tiene que escribir en su blog esas ocho cosas, junto con las reglas del juego.
3. Tiene que seleccionar a 8 personas más para invitar a jugar, y anotar sus blogs/nombres.
4. No olvides dejarles un comentario en sus blogs respectivos de que han sido invitadas a participar, refiriendo al post de tu blog: "El Juego".

Carlos RM dijo...

Admirable tesón, sí señor.

Marta dijo...

Tú, de la Mancha y cabezón pero recuerda que Pagasarri, de Bilbao -mucho más cabezón-.

Me ha gustado tu entrada y reconocer los lugares que tengo tan cerca pero que me hacen disfrutar tanto.

Si vas a estar por estos lares, ¡¡que no se te empape el humor!! que la lluvia y la niebla no ayudan mucho... ¡je!

¿De veras has sobrevivido a esa ola de izquierda? ¡je!

Néstor dijo...

También por su belleza, Manuel, también el Pagasarri me ha vencido por su belleza, en efecto. La foto no es muy allá, pero da veracidad a lo que cuento (que siempre hay algún desconfiado).
Insistiré, María, no lo dudes. Hoy saldré a otra ruta que me han dicho y de cuyo nombre no me acuerdo...
Ángel, estoy en Bilbao. Volveré a La Mancha en unos días.
Patzarella, lo del juego me ha agotado solo con leer las instrucciones, pero te aseguro que trataré de hacer algo (no prometo nada, no obstante porque sobrevivo en ordenadores ajenos de garitos sospechosos).
¿Qué te parece Carlos? Es un tesón heredado del propio Alonso de Quijano...
Marta, la duda ofende: mi control sobre la ola de izquierdas (va sin segundas) es total... Lo cierto es que del tiempo de Bilbao no me puedo quejar -sol y no mucho calor- y espero que siga así.

María dijo...

¿y bien? ¿lo coronatse?

Á. Matía dijo...

Yo me voy a sentar en el sillón que con tu historia me he cansado...jaja

Marta dijo...

Sugerencia: ascensión -sencilla- al Serantes. Contemplar las vistas y en su caso, sacar fotos. Bajar y tomar un aperitivo crustáceo -o asimilable- en el puerto de Zierbana.

Néstor dijo...

María, conoroné el Pagasarri sin ningún problema; bueno, con los ya narrados.
Álvaro, creo que cansa más leerme que acompañarme en bici (por cierto, ¿has vuelto? Ahora me paso por tu blog).
Esta tarde subiré al Pagasarri por una ruta que me enseñaron unos paisanos tuyos Marta, ya te contaré qué tal.

Marta dijo...

Me cuentas qué tal y de paso, qué ruta es ¿vale?
Y poca broma: el plan que te he dicho antes es MUY txatxi.

María dijo...

Oye... ¿¿y lo de la foto??? jajajaja

HerLán dijo...

¡Vaya! ¿Asi que subiendo cuestecitas en bici?
¿Como es eso de que no agarra?
Que yo sepa, ahora has tenido que "re-aprender" a conducir en el estado perfecto (jeje)
¡A disfrutar de todo lo que puedas Néstor!
¡Ahh! Y ya te contaré mi nuevo plan...
¡¡Saludos!!

Nodisparenalpianista dijo...

Aunque te parezca mentira es un halago: me ha cansado leerte.

El futuro bloguero dijo...

Has logrado algo que pocos consiguen. Yo desde luego no lo conseguiré nunca. Pero te admiro por el esfuerzo y mérito.

Intentaré ir en moto o en coche y disfrutar las vistas.