sábado, 10 de noviembre de 2007

En el fondo del fondo

¿Qué tal? Se te nota cansado, me preguntaste. Dije –balbucí– un “no” y una excusa poco creíble. Distraído, me miré en el espejo: ¿de veras se nota? ¿Qué se nota? ¿Qué ves? Dime, ¿puedes ver en mis ojos el miedo de Javier antes de entrar en prisión? ¿Puedes decirme por qué, mientras conduzco, en este mismo instante, esté pensando en qué más hacer por él? ¿Por qué no dejo de oir la voz de su madre llorando, angustiada, histérica?
¿Qué es lo que ves? ¿Problemas ajenos que no lo son tanto? Sí. Hay días que no me asomo al fondo, porque me da vértigo.

26 comentarios:

Dulcinea dijo...

Al Letrado,
Una historia dura, pero por desgracia frecuente y hoy por hoy inevitable.


Al Top-letrado
Y yo que venía a que pleitearas contra tí mismo por los daños y perjuicios que has producido en el chat del pianista al no haber desfilado...

Bueno, anímate y por nosotros no te preocupes, que te esperamos ;)

Nodisparenalpianista dijo...

El vacío que devuelve la mirada. Ese es el que ha de darnos miedo. El resto, a por él, a luchar. Venga, te invito a un copazo en mi chat, digooo en mi garito. Dulci, ¿te apuntas?

Donna Angelicata dijo...

¿Tiene alguna relación su título de blog con el del fantástico libro "Vida e insólitas aventuras del soldado Iván Chonkin"?.

Un saludo

Juan Ignacio dijo...

Duro.

(¿Dirás "hay días que no me asomo al fondo"?)

J. dijo...

Llevas el trabajo a todas prtes. Qué dificil es distanciarse cuando tu trabajo son las peronas.

El futuro bloguero dijo...

Es dificil como dice J. Pero hay que.

Hay que desconectar.
Hay que hacerlo, por sanidad, por salud propia. Si no, luego se paga.
Te lo dice uno que se come muchas historias muy fuertes de maltrato, violencia, injusticia y además, como te pasa a ti Néstor, implicándose.

pero hay que desconectar.
Este método del blog es un modo de hacerlo, pero hay que ser capaz de distanciarse.

Animo

Carlos RM dijo...

Qué angustia, Néstor. No hay Derecho...

Dulcinea dijo...

Estoy con lo que dige Futblog.
A mí me pasa igual, pero has que incorporar estrategias para soltar lastre, después de haberles atendido lo mejor que sepas. Si no lo haces, dejarás de serles útil porque te saturarás y tú te volverás loco.
Trabajar con personas "tocadas" es lo que tiene.
Rezar por todos tampoco está nada mal.

María dijo...

Que buen amigo ese que lo notó en tu mirada.... animo y atrevte a asomarte, que el fondo de un buen abogado -y yo pongo la mano en el fuego por este letrado- merece la pena!

María dijo...

va.... te has ganado unos tequilas donde el pianista.... a ver si nos cuelga su resumen semanal y te invito!!

Néstor Aparicio dijo...

Qué bien teneros al otro lado para escuchar mis confidencias angustiadas... Creo que eso sí me libera.
Veamos, Dulcinea, trato de marcar los límites entre mi profesión y mi vida, pero a menudo no es tan simple. Claro -me dirás con J.- tu trabajo son las personas. Pues sí.
Pianista, acepto. Voy para allá; en condiciones lamentables, que hoy he salido en bici y me he pasado de rosca.
Donna angelicata, sí. Tiene todo que ver, me has pillado. En el fondo tengo algo de Chonkin. Y el blog también.
Juan Ignacio, gracias, lo he corregido.
J., como siempre acertado en tus apreciaciones.
Futuro Bloguero, me lo apunto y de veras te aseguro que lo intento. Pero no es sencillo cuando dependen de ti decisiones sobre la hacienda, el honor o la libertad de otros. No sé qué pensarán los jueces, pero yo lo paso mal.
Carlos, supongo que sí hay derecho (con minúsculas), porque lo he elegido yo mismo. Aunque me queje, o se me escape consolarme en el blog. Al fin y al cabo, esto sí que son historias de un abogado.
María, gracias por tu confianza, pero no te apuestes nada que luego te llevas sorpresas. No obstante, voy a por esos tequilas prometidos y gratuitos.

María dijo...

apuesto, apuesto!!

Allá tienes tus tequilas!!

Nodisparenalpianista dijo...

Oye, vale, si, pero deja de ir de serio aquí y de hacerte el chulotopmodel en mi garito... Voy a tener que reservarme el derecho de admisión!!!

Maga dijo...

Lo único que puedo decir es que algo así hace que se te olvide las banalidades del día a día...

Néstor dijo...

Maga, bienvenida seas quien seas. En efecto, al menos me olvido del euribor.
Pianista, si es que como puedo estar serio en tu garito, con el follón que tienes montado a diário. Es imposible: me convierto es quien no quiero ser.
María: esta bien, apuesta, pero poco por si acaso.

Altea dijo...

Es verdad lo que dice María, también tienes amigos que te miran a los ojos y preguntan, preocupados. Una gran suerte, no lo pierdas de vista.
Ni tú a ellos.

juanjomolina dijo...

Néstor. Esta experiencia es muy enriquecedora. Cuando se vive para los demás, se sufre... Pero ese sufrimiento se lleva con la alegría que tú demuestras a diario. Hay quien dice que estas personas se ponen la careta de la sonrisa, pero mi opinión es que quien se esfuerza en hacer amable la vida a los demás tiene una vida que merece la pena ser vivida minuto a minuto.
Mil gracias

Nodisparenalpianista dijo...

Pero qué jeta!!! Aún tendré yo la culpa de que te nos desmelenes a la primera de cambio!!!!
Bueno, si al menos te sirve un poco de válvula de escape...

el trenti dijo...

Pero, ¿no veis que nuestro abogado está jodio´?
Un poco de consideración, por favor.

Que se note la función psicológica de los blog...

Nestor, al menos espero que con estas locuras sonrías un poco y se te quiten los agobios

Ángel dijo...

Vaya, te tendré en cuenta un poquito más. Por cierto, te espero por Madrid,

Néstor dijo...

Lo cierto es que tienes razón, ALTEA. Si el que tiene un amigo, tiene un tesoro, yo soy millonario (solo en ese aspecto...).
JUANJO, me gustó eso de "una vida que merece ser vivida minuto a minuto". A veces no caemos en la cuenta.
Desde luego, PIANISTA, es que no soportas una avispa en un ojo. Total, por unos cuantas copas rotas cada domingo, hay que ver cómo te pones.
ÁLVARO, mil gracias: tú sí que sabes y no este atajo de desalmados.
Pues el caso es que bajo a Madrid con cierta frecuencia, ÁNGEL. Pero voy con el tiempo pegado, hago lo que tengo que hacer y me vuelvo corriendo al Ave. Pero si voy con tiempo quedaremos, no lo dudes.

Nodisparenalpianista dijo...

Pero que jeta, Néstor, encima que termono duisculpándote por la cosa terapeutica.
Y por cierto, ya va siendo hora de actualizar, aunque sea con una de esas fantasías de viajes ciclistas que nos pones de vez en cuando...

Néstor Aparicio dijo...

Ya va, ya va...

Ljudmila dijo...

No obstante todos los consejos y que todos te comprendan Nestor creo que necesitas un descanso ;)

Néstor dijo...

Y lo hago, Ljudmila (tú ¿no eres de aquí, verdad?): hoy mismo sacaré la bici y me perderé una horilla por el Himalaya manchego... Pero gracias por la preocupación; se agradece de veras.

patzarella dijo...

Bueno, ya me perdí parte de la historia. ¡Tendré que retomar la lectura de tu blog! Como sea ¿te digo algo? Los ojos casi siempre te "traicionarán" ;-) No por nada son la ventana del alma y yo sé de algunos q hablan con los ojos.