jueves, 15 de noviembre de 2007

Historias

Ayer tuve dos visitas.
1. Un chino, que quiere alquilar un local comercial propiedad de mis clientes, para instalar –parece obvio– una de esas tiendas de alimentación y consumibles varios que no respetan horarios, ni domingos, ni fiestas de guardar. Algo no me gustó del chino. No sé. Quizá la careta, o su sonrisa o ese empeño enfermizo en decir que sí, que entendía todo y que todo le parecía bien; así que me lancé como un poseso para eliminar el gesto sonriente. Y lo logré al pedirle un “aval bancario” que me asegurara el pago de la renta, al menos, durante el primer año. Se quedó de piedra y me dije, “¡zas! Si sangras es que eres humano”. Ha tardado en reaccionar veinticuatro horas, porque acabo de hablar con él. Es terco el chino, pero humano.
2. Un pobre hombre –la sombra de un pobre hombre–, que unos ratos quiere separarse de su mujer y otros, no. Lleva dos días fuera de casa, viviendo en la calle delirio, febril y paralizado por decisiones que no sabe o no quiere tomar. Pasa las noches conectado al messenger, por si su mujer lo hiciera, y los días agarrado al teléfono, esperando que le devuelva las llamadas que le debe. No quiere ayuda, no quiere consejos: solo alguien que le escuche su dolor de pensar, ay, que no la tengo, sentir que la he perdido.

37 comentarios:

Boo dijo...

Qué pena da el segundo!¡Que le llame ya!

Marta dijo...

Como siempre, leo tus "historias" y me reflejo en alguna actitud, en alguna reacción...

Escribes que da gusto, Néstor: por la forma y por el fondo. Crack.

Altea dijo...

Qué fuerte: "la sombra de un pobre hombre". ¿No habrá ninguna historia de separación que termine bien o es que se esconden?

Néstor dijo...

Pues sí, BOO: da un poco de pena.
Gracias MARTA, que sepas que quedas relevada de traerte nada a la fiesta de este domingo en el garito del pianista (eso sí, no me gusta un pelo eso de que te veas reflejada en alguna actitud; te pega poco).
ALTEA, las hay, las hay. Ya contaré alguna. Lo que pasa es que yo no llevo separaciones ni divorcios.

Ljudmila dijo...

Nestor pues si que tienes buen corazón!

El futuro bloguero dijo...

Calamaro cantaba que "todo lo que termina, termina mal, poco a poco... y si no termina.. .se contamina más... hasta volverte muy loco..."

Las separaciones son duras. Pero se sale. Casi siempre.

Marta dijo...

¡¡Jaja!! Gracias, Néstor, todo un detalle...
Lo del reflejo en las actitudes creo que es normal; gracias a Dios no vivo situaciones como las que cuentas pero escribes sobre personas y al fin y al cabo, no somos tan distintos unos de otros y los que no cojeamos de un lado, cojeamos del otro.
Te lo suelo decir: de tus historias siempre se pueden extraer lecciones para uno consigo mismo y para con los demás.

María dijo...

Que fuerte fuerte la visita del segundo!... que pensa convertirse en una "sombra de un pobre hombre". ¿porqué no coge el teléfono y le llama él?... que duro!

Animo néstor!! Yo sigo poniendo la mano en el fuego por este abogado!

Dulcinea dijo...

De lo que te habla ese pobre hombre no es de separación sino de desamor. Y cree que si no se separa, ella le volverá a querer.

El mundo de los afectos...

Néstor dijo...

Je, je, je... LJUDMILA, tú también has picado. No sé cómo lo hago, pero consigo engañaros a todos (en realidad soy un tiburón, como todos).
FUTURO BLOGUERO, de las separaciones no se sale nunca (al menos uno de los dos), porque has jugado todo -presente, pasado y futuro- y durante demasiado tiempo a una carta. No sé, me parece que es difícil olvidar demasiados sentimientos de un plumazo (o en diez años).
MARTA, lo dicho: te has ganado unos margaritas (sí, Dulcinea, esta vez no me iré hasta el final de la fiesta: bueno, lo cierto es que llegaré tarde, que tengo ruta-bici-bestia; pero iré, pardiez).
Ah, MARÍA: él llama, pero ella no le levanta el teléfono (¿os habéis fijado que no he dicho "coge el teléfono" para no herir sensibilidades?)... Si es que sois malas-malísimas, cuando queréis.
En realidad DULCINEA, hablo de desamor, de engaño, de otro hombre que se cruza en el camino, de tres hijos, de una vida, de dos en realidad... Por hablar, hablo hasta de Pablo Neruda. Pero coincido contigo: ay, el mundo de los afectos, qué incontrolable y efímero.

el trenti dijo...

Nestor, te voy a decir una cosa. Esto tiene que terminar. Yo entro aqui a ver si puedo montar algo de bulla pero, claro, luego leo lo que escribes y...Pues eso, que me gusta mucho y hasta me emociono y to'

Del chino, paso. Total, hay muchos, jeje. De la sombra del pobre hombre... Pues eso, pobre. Tiene la desgracia de estar enamorado.

Un saludo

Ljudmila dijo...

Jeje!! Nestor eso del tiburón mucho no me lo creo, pero ya me iré dando cuenta y por si acaso seré prudente ;)

Dulcinea dijo...

!Hombre Trenti! estoy contigo al mil por mil para poner de los nervios al de la toga. Yo también quiero entrar a lo destroyer pero luego leo lo que ha escrito este topletrado y me da no-sé-qué porque me encoge los menudillos.

Propongo crear en este chat el Club de la bulla. ¿qué opinas? ¿alguien más se apunta?

Néstor dijo...

En fin, ÁLVARO (ahora llamado Trenti), si es que os huelo a distancia. Cuando veo el peligro, me pongo serio y os ponéis tiernos. El caso es que del amor al odio hay un paso (solemos decir en el despacho). No sé como acabará este hombre, pero no serían los primeros que se terminan tirando los trastos a la cabeza. Espero -sinceramente- que no sea así.
Sigue atenta, LJUDMILA, sigue atenta y lo verás.
Ja, ja, ja... DULCINEA, no me revoluciones a la gente que tengo el despacho la mar de tranquilo (a Marta me la he ganado con unos margaritas y a María con unos boquerones, así que fíjate).

el trenti dijo...

Dulcinea, me gusta tu idea.

A nosotros no se nos compra con unas simples margaritas...

María dijo...

alvaro ¿la desgracia de estar enamorado? venga hombre... no es una desgracia. Lo que es una pena es que se haya cruzado otro hombre... Nestor si hay tres hijos hablamos de 5 vidas, no solo de dos... no?

Dulci, yo me apunto... aunque a este blog lo de chat le queda pequeño... hay que aprender a vendernos (jajajaja) llamemosle "debate forense" y todos contentos!!! y si al debate lo acompañan unas margaritas y unos buenos boquerones.... mejor! ;)

Dulcinea dijo...

O sea que Marta y María están compradas. Pero María además de sacarte boquerones te arma el follón igual. Creo que no eres bueno negociando, topletrado.

Club de la Bulla, !todos a bailar!
La conga.... de Jalisco.... va y viene...caminando....

MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,MOOC,

(Uff, cuidado con la fotocopiadora, que está enchufada)

Dulcinea dijo...

!Bajad la música! !Qué vendrá la Urbana!

RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

¿Quién ha puesto esa diana en la pared de la salita de espera? ¿Y todos esos dardos en la pared?

!Qué mala puntería tienes María; deja las margaritas y tira bien, hombre. Voy a probar con los patines puestos...

RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

Dulcinea dijo...

!Bajad la música! !Qué vendrá la Urbana!

RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

¿Quién ha puesto esa diana en la pared de la salita de espera? ¿Y todos esos dardos en la pared?

!Qué mala puntería tienes María; deja las margaritas y tira bien, hombre. Voy a probar con los patines puestos...

RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

Néstor dijo...

Snif... Yo, que solo pasaba por aquí de camino al fútbol, me encuentro el tinglao este que me has organizado en el despacho.
Voy a unirme al club de damnificados del pianista.

Rocío Arana dijo...

Hombre dulci! Aquí también? Pues me apunto... La impresora contra la pared. que traigo los patines... Te los dejaste encima del piano, mujer, pues ahora me los pongo yo, y a bailar a BSO de Grease!!!

Rocío Arana dijo...

...Aaaaays que me escachuflo! Dulci, ¿de qué número son tus patines? Toma, toma, te los devuelvo, que pa bailar va mejor descalza. Con patucos de iberia. Nestor hombre, únete a la fiesta, que es tu fiesta. ¿Quieres que traiga mi chimenea? NDAP dice que quiere asar patatas en ella...

Dulcinea dijo...

Rocío, deja a Grease un momento, que he descubierto que el letrado, detrás de este cuadro, tiene una caja fuerte. Ayúdame, a ver... una... dos... y... tres.

!UAU! ¿Cuánta pasta crees que nos darían por esta información?

MOOC MOOC MOOC MOOC MOOC MOOC MOOC
RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR

María dijo...

jua jua jua como cabras!!!

adaldrida dijo...

oyyy oyyy lo quemos descubierto. sonrójate aboghao. mooooc ay no, toma la bocina dulci que es tuya

Dulcinea dijo...

Adaldrida, te presto la bocina de mil amores. Con lo que saquemos de extorsionar al de la toga podremos ... uff no puedo imaginarmelo.

Dejemos que el pobre se vaya a correr con la bici je, je, je, ya verás a la vuelta, je, je, je...

Rocío Arana dijo...

Perdóname Nestor, leí a dulci que decía que la juerga continuaba en tu blog y aquí me vine con mi estúpida chimenea, sin ni siquiera leerte... Hoy lo hago y me da no sé qué. Otras veces sí te he leido y me encantan tus historias. Si sangras es que eres humano, qué bueno. Es como si le hubieras hecho al chino TONC en la cabeza, y él se quedara haciendo tantantan como un tenteenpié.
Y lo segundo... ay. Sufro. Pero qué bien contado.

Dulcinea dijo...

!Rocío! !No piques su anzuelo! A este chat hay que entrar sin leer, porque si no nos ablanda y a ver quien le chantajea luego...

Coméntaselo a Adaldrida, que me tiene pinta de picar igual que tú ;)

Dulcinea dijo...

!Rocío! !No piques su anzuelo! A este chat hay que entrar sin leer, porque si no nos ablanda y a ver quien le chantajea luego...

Coméntaselo a Adaldrida, que me tiene pinta de picar igual que tú ;)

Néstor dijo...

Esto es para desesperarse... Consigo neutralizar al binomio Marta/María y ahora aparecen Dulcinea/Rocío (lo de Adaldrida es un sinónimo, creo que para despistar a incautos).
Lo dicho, voy a preparar una querella que va a temblar el misterio.

el trenti dijo...

Tómatelo con filosofía...

Mira, te hemos dejado una copa y todo...

¡Animate!

Dulcinea dijo...

!Pero Trenti! Que chat que visito, chat que te encuentro. Haz el favor de ir al del Pianista a sacar el jamón de la chimenea. Que no se te puede dejar solo, hombre. Y vale ya de pelotear invitando a copas.

J. dijo...

Pienso como Marta. Los relatos trascienden el despacho. Historias humanas.

Una llamada. Esa.

Cómo me gusta este blog, Néstor.

Néstor dijo...

Y a mi, seré tonto, que me gusta que os guste.

Benita Pérez-Pardo dijo...

Hola Nestor, ya había venido por aquí alguna vez.

Te han dejado el despacho hecho un desastre. Ten cuidado no te vayas a quedar sin asistenta...

Ay! ojalá coja el teléfono cuando los dos hayan reflexionado suficiente y comiencen de nuevo...

El Chino... que presente el aval, los papeles y que siga sonriendo...

Vista la marcha que tienes por aquí vendré más a menudo.

María dijo...

se nos acabaron las techas!!! (osea que techamos de menos) publicaaaaaaa jajjaja

Dulcinea dijo...

Oye Néstor,

¿hasta cuándo nos vas a mantener la entrada del chino y del llorica?
Renueva de vez en cuando, hombre, que luego te quejarás si nos sublevamos.