viernes, 30 de noviembre de 2007

Vértigo

Siento miedo y vergüenza. Me siento mal. Estoy enojado, insatisfecho, enfermo, ofendido y desalentado. Por mi, por la maldita raza humana capaz de destruir.
Siento asco.

34 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Por dinero, la raza humana es capaz de hacer cosas terribles.

El aborto de fetos ya viables, sin causa que lo pueda justificar.
La guerra por interés petrolífero.
La adulteración de sustancias para ganar más dinero sin mirar sus consecuencias (el caso de la colza)
Y tristemente, podríamos seguir enumerando...

Bravo Néstor

Rocío Arana dijo...

Es una mierda. Una mierda. Un horror...

Dulcinea dijo...

Eso es lo peor, Futblog, que podríamos seguir.

Lo de los abortos es para mí lo peor. No tiene nombre. Bueno sí, asesinato. ¿Qué diferencia hay entre las cínicas abortistas y los campos de concentración? Por no hablar de la atención que se les niega a los ancianos, porque total pa'qué.

Ayer oía unas palabras de Juan Pablo II más actuales que nunca.

Néstor, lamentate, pero mientras te desesperas, ponte en pie y continua trabajando. Cada cual tiene su trinchera particular desde donde plantar cara y, como dice aquel, combatir la mediocridad.

!Venga! !Arriba! !Por lo que están abajo!

el trenti dijo...

Pero. por lo menos, a nosotros aún nos afecta

Hay gente que lo ve normal

Nodisparenalpianista dijo...

En un periódico basura de esos que regalan una desalmada decia que estos "sucesos" confirmaban que la ley era un horror. La miserable abogaba por hacer el aborto completamente libre en cualquier momento.
Por cierto, según fuentes solventes, en el pesoe volaron para borrar de sus propuestas electorales lo del aborto libre, para gran tristeza de Bernat Soria, el ministro Mengele. Curiosos los negocios de ese ministro. Además de ser criminales, suponen prevaricacón.

Altea dijo...

¿De dónde habrá sacado la naturaleza humana toda esa capacidad de machacar a sus semejantes?

Anda, que mira que si al final va ser verdad lo del pecado original...

Ljudmila dijo...

Me parecia demasiado fuerte lo que decias hasta que lei el artículo y ahi me di cuenta que no hay palabras porque aun las mas despreciables son suaves para semejantes asesinatos, asi nomás cruelmente, sin piedad y sin respeto por la vida humana. Pero como dice el trenti al menos a nosotros aun nos afecta...que pensrán aquellos que lo ven normal? verdaderamente les es tan normal?

Benita Pérez-Pardo dijo...

Gracias por el enlace!. No se puede oir o leer esta noticia y pasar página como si nada.

jimenez losantos un rojazo dijo...

Por favor, disparen al pianista, que mejor desangrandose que soltando chorradas:
Te has pasado tres pueblos con lo de Bernat Soria, el ministro Mengele. Insultas a un investigador, y le comparas con uno de tu ralea, un fascista retrógrado. A Miguel Servet también le quemó gente como tú. Y a tantos otros. Gracias a la investigación cuando tu madre esté enferma a lo mejor la logran salvar. Cuando tus hijos nazcan con deformidades, podrán curarlos.

Dulcinea dijo...

Al impresentable que me precede:

Si firmaras con nombre en vez de parapetarte en una memez, me podría dirigir a tí en primera persona.

Bien pensado, mejor esconde tu identidad, porque con aportaciones como la tuya es mejor que no te reconozcas ni tú.

En cuanto a la basura que escribes, te diré que los nazis también escondían sus crímenes en el paraguas de la investigación.

Vuelve a la guarida de donde no debiste salir y deja de apestar este blog, que a excepción de tu holograma, está frecuentado por gente de bien, que desde la disparidad de criterios, se respeta.

Y si te apetece algún disparo, revisa los periodicos, que tendrás donde escoger.

PD Por cierto, a Bernat Soria, la comunidad científica no lo conoce. De becario pasó a ministro. Ni una sola publicación, ni un triste ensayo. Documéntate antes de vomitar veneno. Y cuída no morderte la lengua.

Nodisparenalpianista dijo...

Jaja, quñe buieno es encontrar tontorrones iletrados. A Servet le quemaron los brotestantes,. Hayque leer, hay que desasnar mucho al persnal què trabajazo. En vez d eperder tanto el tiempo en intentar provocarme, majo, lee un poco, aprende, abre los ojos y olvídame un rato cobardón. Qué trabajo desasnar a tanta purria.
Gracias Dulci, pero no compensa perder el tiempo. Cuando esa miseria necesite ayuda, se la daremos igul Y seguirá sin enenderlo, Hay prójimos que ni por esas se presta a amar. Ay, ay.
Disculpas, amigo Nestor, por haber atraído a semejante personaje por aquí, Supongo que es la leña por decir alto y claro lo que toca. Mis respetos pianísticos.

Nometoquenelclarinete dijo...

¿Holograma?
¿Y yo soy el iletrado?
Miseria...

Ajedrez dijo...

Éste tema me pone enferma... es muy triste...

el impresentable dijo...

Querida dulcinea, tú que me llamas impresentable, y me dices que debo documentarme sobre el gran científico al que otro impresentable llama nazi. El doctor Bernat Soria es Medalla de Oro y Premio de la Real Academia Nacional de Medicina y Premio Nacional de Investigación Básica, es presidente de la Sociedad Española de Fisiología y, asimismo, presidente de Biofísica de España. Su dilatada trayectoria como investigador se ha desarrollado en diversos países europeos, y su nombre ha adquirido una especial relevancia social en nuestro país recientemente con motivo de la investigación realizada sobre las "células madre". El problema es que algunos científicos seguidores de vuestra madre iglesia, niegan su calidad como científico, como negaron el movimiento gravitatorio, o negaron la teoría de la evolución. El equipo de trabajo que dirige, formado por 18 especialistas, consiguió hace cuatro años curar ratones diabéticos recurriendo a células madre de origen embrionario que se diferenciaron en células productoras de insulina. Los resultados de este ensayo de laboratorio despertaron la esperanza en los casi tres millones de diabéticos españoles, cuya posibilidad de transplante es muy remota.Ojalá pronto haya quien investigue en cerebros. A algunos lectores de este blog les irá bien.
En cuanto al fondo de este post de Néstor, el aborto pasado un plazo es una barbaridad. Saludos documentados.

Néstor Aparicio dijo...

Bueno, pues que muchas gracias a todos por vuestros comentarios: futuro bloguero, rocío, dulcinea, trenti, pianista, benita, altea, ljudmila y ajedrez. Después de leerlos mi sensación no se ha reducido, ni mucho menos, aunque pueda pareceros duro lo que digo.
POr cierto, "jiménezlossantosun rojo"-"nometoquenelclarinete"-"elimpresentable", no comparto tus opiniones, pero te respeto. Estoy seguro que puedes volver cuando quieras (me alegraría que así fuera), siempre que respetes a la gente que aquí comenta (que, además de buena gente, son mis amigos).

Dulcinea dijo...

Puntualizo:

-Bernat Soria es un patrocinado y los premios a los que aludes son merecidos en tanto que huecos. Insisto en la comunidad científica, que no lo reconoce. Apela a su ambición de becario agradecido. El sabrá porqué.

Por cierto, insisto en que te documentes. Esta pasada semana ha quedado más que demostrado lo que ya se sabía: que las células madre adultas son más efectivas que las embrionarias y que no suponen ningún dilema moral ni ningún asesinato. En la Universidad de Navarra ya regeneraron un corazón humano enfermo con células madre adultas hace más de seis meses. Y sin intervenir el Mengele, claro.

-Yo defiendo la vida en cualquier momento. Desde la concepción hasta la muerte natural. Y todo lo que lo contravenga es un asesinato. En cuanto a los plazos, de los que hablas... ¿quién los marca? ¿el gobierno?

-En cuanto a la Iglesia, te diré que en voz alta y sin temblarle el pulso ni la voz, ha pedido perdón por sus errores. Justo es que se le valore la actitud.

Para Néstor,
Gracias.

Néstor Aparicio dijo...

Bravo, Dulcinea, bravo.
Coincido contigo en todos y cada uno de los puntos que comentas. Das un punto de luz a mi desesperanza...

Ese dijo...

Vaya, esto es un poco absurdo, pero creo que es justo contestar:

- Yo también respeto vuestras opiniones, en especial las tuyas, y las de todos los comentaristas excepto los que descalifican a Bernat por tener distintas ideas a las suyas. Vamos a los argumentos del ultimo comentario de dulcinea.

- Los premios a los que aludo son merecidos, y la comunidad científica que no le respeta, es una parte de la comunidad científica. Por lo que sé de acuerdo a mi profesión se le respeta, admira y se toman sus investigaciones como bases para otras. La única parte de la comunidad científica que no le respeta ni admira es la que se aglutina bajo las directrices cristiano opusinas, que no admiten a nadie que investigue con embriones porque creen que eso es malo. (como tú)

Yo no tengo dilemas morales como tú, y no ha quedado tan demostrado como dices. Tristemente nos faltan aun muchos años para que esas investigaciones avancen y sean útiles para todos. La comunidad científica a la que pareces representar tampoco era partidaria de permitir investigar con cadáveres, y claramente ha sido un avance en el mundo de las transfusiones, transplantes etc, que hubieran sido inviables si no se hubiera ejercitado con cuerpos.

- En lo que hicieron en la Universidad de Navarra, no intervino ningún Mengele, porque afortunadamente ese nazi impreentable está bien muerto. No creo que sea bueno para nadie insultar.

- Por cierto, a mi me llamaste impresentable por pensar distinto que tú. ¿Lo haces siempre?

- Ya sé que son amigos tuyos Néstor pero me llama la atención que a ellos no les llames la atención. ¿solo tienen razón los que son tus amigos? ¿O alguien que no piense como tú puede llegar a tener razón?

- respecto a defender la vida desde la concepción, es un poco absurdo hoy en día. La vida comienza antes. En cada espermatozoide hay vida, tambien en cada ovulo. Por qué marcas la línea en el momento de la concepción? Solamente por ideas religiosas, porque la ley es la que marca el comienzo de la vida humana, a las 24 horas de separación del claustro materno. (Código civil de 1998)y curiosamente, gente como tú suele defender a la vez que a la vida como valor supremo, suelen ser los partidarios de la pena de muerte. ¿Curioso no?

- Los plazos de la ley del aborto, no los marco yo, es la Ley, soberana, dictada por el parlamento español, al que yo respeto, porque lo he elegido.

- respecto al perdón de la iglesia, supongo que dentro de cien años, con su cadencia habitual, volverá a pedir perdón, si le conviene. La iglesia (desde mi punto de vista)no pide perdón por arrentimiento, ni convicción, sino por interés, cuando más le interesa.

Y si os parece, lo dejamos, o si quereis seguir este debate estéril, con educación y buenas palabras.

ese dijo...

quise decir código civil de 1898

otra vez ese dijo...

Tomado de http://www.librodenotas.com/elmundogirasobreunejepodrido/11570/bernat-soria-y-la-inquisicion-espanola

El mundo gira sobre un eje podrido ∼ por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo.


Bernat Soria y la Inquisición Española

Antes era costumbre asumida otorgar cien días de tregua a los políticos antes de empezar a darles leña: juraban el cargo y se entendía que había que procurarles algo de tiempo para que pusieran sobre el escritorio la foto de los niños y se leyeran los expedientes pendientes. Ahora ya ni eso. A degüello, que, total, son escoria. ¿Que no? Pues mira tú la iglesia católica española, que ha comenzado a sacudir al nuevo ministro de Sanidad del gobierno de España, Bernat Soria, al día siguiente de tomar posesión de su cargo. Todavía no le habían explicado dónde estaba la máquina de café y los cabrones de los curas ya le estaban condenando a lo hoguera: por inmoral, por impío y por hijo de puta. ¿Es un ministro de un gobierno al que la gente le ha votado mayoritariamente? Nos la suda: tú ardes en la hoguera, por estas.

Y todo por un quítame allá unas células madre. Por un quítame allá una investigación con embriones. Nada más que por eso. Y por poner en cuestión un sistema de poder basado en la superstición y en la mentira podrida, claro.

Centremos el asunto: Soria, y la inmensa mayoría de la comunidad científica mundial, es partidario de que se experimente con embriones humanos. Es lo que el sentido común, además de la ciencia, dicta. Investigar para así, hallar la cura de enfermedades horribles.


Foto (cc) babasteve. Aquí pone “haced el bien” y no “comportaos como unos hijos de puta asociales”.

Me gustaría dejar claro de qué hablamos. Aquí nadie, repito, nadie, está pensando en abrirle la tripa a una embarazada para hurgar en ella. Me siento estúpido escribiéndolo, pero creo que es necesario hacerlo porque a mucha gente eso de los “embriones humanos” le produce respeto. Voy a citar un par de veces a mi amigo Santiago Egido, que de esto sabe muchísimo más que yo: “Los embriones usados hasta ahora en experimentos proceden de fecundaciones in vitro inviables, ya sea porque les faltan cromosomas y jamás podrían desarrollarse, o porque tras un análisis genético se sabe que esos embriones crecerían teniendo alguna enfermedad mortal. Por lo tanto sería legal abortarlos si estuvieran en un útero, y no parece lógico que el destruirlos en un laboratorio sea más ilegal”. Es decir, nada de abrirle las tripas a las embarazadas, ¿de acuerdo? Bien, sigamos.

¿Y qué significa “inviable” en el contexto que describe Santi? Pues él mismo lo explica a las mil maravillas: “Desde el punto de vista biológico sería aquel que no puede desarrollarse porque, por ejemplo, le faltan demasiados cromosomas. Desde el punto de vista genético sería aquel del que se sabe que daría lugar a una persona con una enfermedad grave. Desde el punto de vista social sería aquel que nadie quiere. Desde el punto de vista de algunas religiones, todos estos serían viables, lo que habría que hacer sería ‘repararlos’ y encontrarles familias adoptivas”.

Cuando Santi habla de “algunas religiones”, está pensando en los curas católicos. No lo dice él. Lo digo yo. Porque él es un señor hecho y derecho y yo un cabrón empeñado en que los macarras de sotana no nos impongan su absurda interpretación del mundo. Y porque, a fin de cuentas, Santi, Soria y yo queremos la misma cosa: que los científicos puedan experimentar con embriones humanos. Embriones que, conviene señalarlo bien claro, son estructuras vivas que no tienen en ningún caso más de 32 células.

Los curas dicen que, ojo, ese es tema suyo. 32 células (en el mejor de los casos, insisto: pueden ser bastantes menos) constituyen un ser humano. El cura está seguro de ello. La ciencia, no. La ciencia afirma que es ético y razonable utilizar ese material para investigar puesto que los beneficios podrían ser asombrosos y los perjuicios nulos: ni uno sólo de esos embriones podría prosperar jamás (y aunque pudiera, sin un útero a mano en el que implantarlo…).

Existe un amplio catálogo de enfermedades que se podrían curar o, cuanto menos, mitigar los síntomas que provocan. Santi nos cita unas cuantas: “diabetes, cirrosis, leucemia, osteoporosis, quemaduras, Alzheirmer, Parkinson, Huntington, tetraplejia, algunos tipos de cáncer, algunas dolencias de corazón y espalda, y otras”.

Personalmente no sólo estoy seguro de que Bernat Soria no hace promesas inmorales sobre la curación de enfermedades, como ha señalado recientemente el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, sino que pienso todo lo contrario: lo que hace Soria es lo moralmente conveniente en nuestra sociedad. Si podemos curar enfermedades, debemos hacerlo. Impedirlo es propio de miserables. De inquisidores. De hijos de puta malnacidos que prefieren ver a la gente muerta que curada por medios ajenos a Dios Todopoderoso Creador del Cielo y de la Tierra.

Y ahora, mi entrañable e ilustrativa experiencia personal.

Yo, como todo hijo de vecino, he tenido cuatro abuelos. Tres de ellos han pasado ya a mejor vida: los tres murieron de enfermedades realmente tristes. Ves cómo una persona que ha sido espléndida se convierte, poco a poco, en algo que ni siquiera es sombra de lo que fue. Mis dos abuelas, al final, ni siquiera me reconocían. Eso es muy triste. Tristísimo. Los médicos vienen y te dicen que no pueden hacer nada más. En realidad, lo que quieren decirte es que no saben qué más hacer. No lo saben, simplemente. Te mueres sin ni siquiera recordar cómo te llamas y ya está. Ese es el plan que, según los curas, Dios nos tiene reservado. Si por ellos fuera, las enfermedades degenerativas de las que murieron mis abuelas no deberían tener cura jamás. Palabra de Dios, te alabamos Señor.

Bien, pues por los cojones. Yo no me conformo. Yo digo que no a eso y lo digo con todas mis fuerzas. Digo que no a los curas y a sus opiniones nocivas, absurdas y malvadas. Porque hacen el mal cuando tratan de impedir que los científicos den saltos hacia delante, cuando impiden que en África la gente utilice preservativos para prevenir el contagio del sida, cuando simplemente mienten para, así, recobrar cotas de poder que en modo alguno les pertenecen.

Sin hacer daño a nadie, Soria investiga sin hacer daño a nadie. Recuerda: 32 células no son alguien. 32 células no tienen ojitos, ni boquita, ni deditos.

Ni pueden sonreír en las ecografías, ni les puedes poner un nombre, ni hacerles una chaquetita de punto. 32 células humanas no son un ser humano. Si lo fueran, yo sería el primero en negarme a que se las tocara. Nada de clavarles jeringuillas a los chavales. Pero no, no se trata de eso. Se trata sólo de 32 células humanas. De las que se puede aprender mucho aunque la Inquisición Española no quiera. Y hay que hacerlo.

ya paro, soy ese dijo...

Y que conste que la noticia de la que hablas Néstor a mi me da horror. Pero me da horror no por ser un aborto, sino por lo avanzado de los embarazos.

Soy partidario del aborto, pero con los límites actuales de la LEY.

Entiendo que para otras personas, esto no esté bien, pero esto no es asesinato. Lo siento. Tú como joven abogado sabes bien la diferencia entre asesinato y aborto en supuestos despenalizados.

Mis anteriores comentarios surgieron porque me molesta que se simplifique y se ataque (al Ministro Soria) por razones supuestamente etico-morales, o religiosas. Eso no da derecho a descalificarle.

En la noticia que motivo el post siento el mismo vértigo y la misma verguenza humana que tú Néstor y que tus amigos el futuro bloggero, rocío arana, altea, ljudmilla, y el trenti. Y obviamente en desacuerdo con nosdisparenalpianista y con dulcinea.

Salu2

Néstor Aparicio dijo...

Madre mía, me alegra que una entrada como la mía provoque un debate como este. Veamos, por alusiones y como dueño de este sitio, "jiménezlossantosunrojo"-"nometoquenelclarinete"-"elimpresentable"-"ese", no les llamo la atención a mis amigos porque -como quien dice- ellos no empezaron la pelea. Sé que lo sabes, pero te recuerdo que debemos ser capaces de defender nuestras ideas sin ofender a nadie: es la base de todo. Tampoco debemos sorprendernos que los demás usen la misma moneda, cuando insultamos. Aunque no te des a conocer, debes usar los argumentos que quieras sin ofender a nadie, porque te descalifica.
Por otro lado, la vida (independiente, diferente, cromosómicamente individualizada) comienza en la concepción, no antes, ni después. El ser humano solo soporta dos cambios esenciales: la concepción y la muerte (mientras tanto no varía nuestra información genética: soy el mismo ahora, que 2 horas después de ser concebido).
Desde la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y su declaración universal sobre la dignidad de los hombres, todos los estados civilizados hemos pretendido defender -de forma universal y radical- la vida humana, aún por encima del resto de animales y minerales. Así las cosas, parece importante diferencias qué tipo de vida pretendemos defender: el espermatozoide no tiene "vida" propia; el "óvulo" tampoco: el embrión sí (diferente de la de sus padres, por cierto). Me dirás entonces que el embrión depende directamente de un útero humano, de una madre de la que se alimenta... No creo que utilices el argumento, porque te creo inteligente (y raramente me equivoco): un recién nacido humano es dependiente de otras personas hasta bien avanzado en la vida y no por eso tiene menos derechos.
Como jurista me parece una aberración que me digas que el Código Civil reconoce la vida humana a las 24 horas: lo correcto (más allá de la literalidad) es decir que, pasadas las primeras 24 horas de vida, si el ser tiene además forma humana, se presume que es "ser humano", sujeto a derechos civiles. No obstante, también el nasciturus es sujeto de derechos, aún hereditarios... Al menos así lo estudié, aunque bien es cierto que nunca me he visto en la obligación de aplicarlo.
El resto de alegaciones mengelíticas-nazi-leninistas me parecen fuera de lugar (vale para todos); sí deberíamos prestar atención al hecho de que científicos hayan hecho avances significativos con células madre, en lugar de con embriones humanos.
Hasta aquí el madero. Si habéis aguantado os merecéis un premio y mi respeto. No pretendo contestaciones, como es obvio, porque mi intención es poner punto y final a un tema que me es -como ya he dicho- muy doloroso.

Nodisparenalpianista dijo...

Néstor y demás comentaristas sensatos, estoy con vosotros, ante las críticas de manual del perfecto progre que han aportado algunos.
Por no ser pesado me fijo en sólo dos detalles que, a mi modesto entender desbaratan ese supuesto discurso cientifista:
-la preponderancia de la ley humana sobre el hombre: sobre ello, volvamos a la esclavitud, legal en medio mundo hasta anteayer o a las leyes de pureza étnica nazis. porque eran leyes aceptadas y elaboradas por los legislativos correspondientes.
-los que defendemos la vida en todas las circunstancias estamos contra la pena de muerte en todas las circunstancias, Ya sea ejecuciones, campos de exterminio, gulags, escamots o abortos. El tamaño, queridos, no importa, Importa ser un asesino o amar al prójimo, Y al que le pique, que se rasque. Yo (y creo que los de por aquí) os vamos a defender exactamente igual.
Néstor, perdón por las molestias y gracias por tus sensatos y bien documentados comentarios. Dulci, dales caña.

Dulcinea dijo...

Al de la múltiple personalidad:

Se te ha olvidado comentar que
entre la nómina de méritos de Bernat Soria está el pedir el Nobel de la Paz o de algo así para el que le acababa de elevar a ministro.

Que yo sepa, en la comunidad científica hay ciencia y científicos, no bandos. Igual no hablamos en los mismos términos.

Ah, listo, que sepas que esto mismo lo digo contra los gobiernos socvialistas proabortistas, los gobiernos populares proabortistas, los gobiernos autonómicos de todo pelaje y contra cualquiera que decida por su cuenta y riesgo quién puede vivir y quien no.


De lo que dices de la Obra, mira, no entro a responderte, porque nos supera a tí y a mí. Te aconsejo que les conozcas, y a lo mejor, mejora tu calidad humana, personal e intelectual. Sinceramente te lo deseo, como me lo deseo para mi y para todo el mundo.

J. dijo...

"Cuando matas a una persona le arrebatas no sólo lo que es,sino todo lo que podría llegar a haber sido"

Es curioso que en Sin Perdón, sin saberlo, se explicase qué significa el aborto...

patzarella dijo...

vean este videito ;-)

http://youtube.com/watch?v=DLWGJtUGG1Y

Me gusta recordarlo algunas veces...

Boo dijo...

No consigo entender que para salvar vidas haya que matar a otros.Y es matar a otros el quitarles la vida intencionadamente desde el momento de la concepción,porque como todo el mundo que haya estudiado un mínimo de biología sabe(y ya no te digo si ha estudiado mucha) antes de unirse el óvulo y el espermatozoide ambos tienen vida pero cada una por sí misma no es ninguna persona y por más que se les deje alimentarse nunca lo serán.Sin embargo , una vez que se unen son una persona que si se le deja con vida atravesará todas sus etapas vitales.Esas etapas son la de embrión,feto,niño,jóven,adulto,viejo,etc.Pero nunca será la de perro ,gato,elefante,mosca,margarita,etc,porque no es ninguna de esas cosas.Por eso cuando la gente quiere obtener células madre embrionarias para regenerar tejidos humanos no cogen las de los perros o gatos, porque no son lo mismo.Si fueran lo mismo sería más fácil matar a estos animales.
Por tanto destruir un embrión en cualquiera de sus etapas es matarlo y lo único que hace la ley es marcar a qué edad no te van a penalizar por matarlo.Pero si la ley no permite matar un adulto para obtener un corazón que le viene muy bien a otra persona a la que le falla el suyo, tampoco debería dejar matar embriones para solucionar el problema de un tejido de otra persona,.Este último hecho además hoy por hoy es inviable y se han obtenido mejores resultados con tejidos de córnea en el caso de los ojos y con células de la médula espinal.
Porqué algunos pueden tener tanto interés en matar embriones? porque tienen negocios muy lucrativos alrededor de ellos.¿Por qué otros tiene tanto interés en practicar abortos (me da igual la edad) ? porque tienen montados grandes negocios alrededor de ellos.Y además utilizan una crueldad que si vieramos utilizarla con un adulto nos espantaría.Alguno debería leer lo que escribió uno de los más grandes abortistas que hubo :Nathanson, sobre sus prácticas y los vídeos sobre ello y sus declaraciones cuando se dió cuenta de los crímenes que estaba cometiendo por dinero.Muy interesante para quien quiera enterarse de verdad.

Cristian dijo...

Es realmente asqueroso lo que nos hemos enterado por la prensa católica en Chile estos días sobre lo ocurrido en Barcelona... Cuidate amigo, y bendiciones.

Carlos RM dijo...

Leo tu comentario, Néstor, y siento lo que tú. Leo los comentarios y al margen de su interés o de que pueda estar de acuerdo o no, pienso en los niños asesinados durante el tiempo que me he dedicado a leerlos; en este tema, más que en otros, lo importante es lo importante y lo demás es lo demás. Gracias, mamá.

Nodisparenalpianista dijo...

Néstor, te felicito. Traes buena gente. Mola leerte. Pero actualiza ya, tío!!!

Ljudmila dijo...

Nestor todo mi apoyo, y a todos los que están por la vida, asi "vida" toda y entera desde el comienzo hasta el final.

Altea dijo...

Desde luego, se va una dos días y todos aprovechan para repartirse leña...

Dulcinea dijo...

Néstor, que queremos otra entrada, no seas manta.

Por cierto, ya tengo las puertas apalabradas y no te vas a llevar ninguna comisión. Por relajado.

APELO dijo...

Ya lo decía el dueño de la clínica "esto es bussiness"... es tan increíble que uno no sabe ni como reaccionar.