lunes, 7 de abril de 2008

Mi ciudad

La foto no es buena. No se aprecia ni una sola –¡ni una!– de las más de setenta mil personas, hombres, mujeres y niños que viven en la ciudad. Ni las farolas –miles de ellas–, ni los jardines, ni los kilómetros y kilómetros de acera. No se ven tampoco los perros, gordos y flacos, grandes y pequeños; ni los coches, ni las motos, ni motoristas, ni motoricones. No se distinguen los monumentos, ni las plazas, ni las esculturas. Ni el olor de la primavera en las calles. Ni los bares. Ni las iglesias. Desde aquí, desde donde estoy, no oigo el ruido de la ciudad, de mi ciudad. No veo a los que quiero. No veo a nadie.
Y sin embargo, todo está ahí abajo, palpitando de vida, esperando, tan lejos y tan cerca. No es la mejor, ni la peor, pero es mi ciudad, mi casa. Y me gusta.

Sé que pegan violines y tal, pero lo que escuchaba era esto, mientras luchaba con el móvil y la bici.

18 comentarios:

R. Gª. ALDARIA dijo...

Me puedo hacer una idea muy exacta del lugar desde donde hiciste la foto. Y sobre que perro flaco te encontraste por el camino. Corriendo nunca se pincha, que lo sepas.

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... Para una vez que pincho y se entera medio Ciudad Real (hasta el perro me miró mal).
La vista desde el vértice es muy bonita. Pensaba hacer otra camino abajo, pero la trialera era tan técnica y divertida que se me olvidó.

Ángel dijo...

Pues campo, sí que tenéis campo. Avisaaaaaaaaaaaa cuando vengas, mañana como con nuestro amigo

Dulcinea dijo...

Para mi gusto, le falta el mar.

Daky dijo...

pues la verdad, vista así; parece una aldea más que una ciudad.
Y si, me canso a veces al leerte, si; que le voy a hacer.
besos

El futuro bloguero dijo...

Ladran... luego pedaleamos, dijo tu compañero de bici...

Nodisparenalpianista dijo...

Por lo que cuentas y que no se ve, tu ciudad es real. Eso está muy bien.

juanjomolina dijo...

Y decía el poeta..."ni los coches, ni las motos, ni motoristas, ni motoricones"... ¿¿¿¿motoricones????? Como decimos en el Sur, pero... ¿qué es eto? Ya nos lo explicarás. Genial entrada, Néstor!

Dulcinea dijo...

Si, si, pero sin olas, ni sirenas, ni Neptunos, ni puestas de sol romanticonas a la orillita del mar, ni paseos por la arena... ;)

patzarella dijo...

va bene !! No se ve, pero yo me lo imaginé....

ARP dijo...

Muchas gracias por la foto: me hace mucha ilusión ver la ciudad, aunque sea tan de lejos.

Néstor Aparicio dijo...

Madre mía, ÁNGEL, abandonado te tengo. La próxima vez que suba -por la gloria de mi gato- te aviso.
DULCINEA, tenemos mar: de espigas, de remolacha verde, de jara, de hierba bajo el sol...
Lo cierto, DAKY, es que parece más pequeña de lo que es. La ciudad se pierde en la bruma del atardecer y no se aprecian bien sus dimensiones. En el fondo, no dejamos de ser una aldea, en efecto.
Qué buena cita, FUTURO BLOGUERO. Lo cierto es que el domingo me subí solo, porque quería descargar un poco de adrenalina. Pero sí, allí están mis molinos.
PIANISTA: bien Real que es. Y por eso mismo, altiva y soberbia.
Ja, ja, ja, JUANJO: los motoricones son los quinceañero-tontarras esos con motillos ruidosas, que atronan por las calles.
Ah, DULCI, no hay puestas de sol como las de La Mancha... Eso sí es bonito.
PATZARELLA, si pinchas en la foto se ve un poco más. No mucho, pero se distingue alguna silueta. Por cierto, te veo bien con el italiano...
ARP, es emocionante la vista ¿verdad? Si te das la vuelta, se distinguen los montes de Toledo y un mar de campos y de colores que hipnotiza.

Jesús Sanz Rioja dijo...

Y uno se siente poderoso escudriñándola desde la altura. Saludos.

Carmen dijo...

Pequeña pero bonita bajo esa luz.

Altea dijo...

La música esa va bien para la bici. Es igualmente agotadora.

María dijo...

Está bien Ciudad Real.... yo, personalmente no lo conozco, aunque he estado un par de veces en Carrión de Calatrava, en casa de una amiga. Me gsutó, aunque más para entre tiempos, sin el calor ni frio extremos... no?

Nodisparenalpianista dijo...

Abogado, te pongo falta en mi garito. Te quedaste sin bici de premio.

Néstor Aparicio dijo...

Poderoso, JESÚS, y contemplado.
Tienes razón CARMEN. Un asiduo del blog me ha dicho que parece Holanda, con esos campos tan verdes y la luz blanca.
Hum, ALTEA, te veo un poco mayor ya. Es música ideal para darse un poco de caña (ya sabes, la bici, el spinning, el gimnasio...).
¡MARÍA! No me puedo creer que estuvieras en Carrión y no me dijeras nada... En fin, no sé qué decir. Lo ideal es venir en primavera, pero claro, el verano tiene su encanto.
PIANISTA, es que ayer tuve un día complicado, pero no se volverá a repetir.