martes, 23 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Salí corriendo de la comida del despacho, me cambié y recogí a Julia. Cuando llegamos al supermercado, Carmen, varios amigos, media docena de fiscales y un puñado de abogados llevaban una hora y media llenando carros y bolsas. Cruzamos dos o tres palabras: este año hemos batido récords, tenemos cuatro mil euros, hemos repartido treinta y tantas bolsas de comida esta mañana, hay que darse prisa… Apenas me dio tiempo a saludar, porque la movilización era absoluta: todo el mundo estaba haciendo algo y cada uno sabía qué tenía que hacer. Llenamos el coche de Manolo de comida y nos fuimos a un poblado de rumanos, a repartir comida. Los niños, diez o doce, revoloteaban sucios y obedientes entre nosotros, recogiendo bolsas, packs de natillas y sonrisas. Celia, en el coche, se miraba la mano: tenía el pelo sucio, lleno de tropezones, pobrecito. No dijimos nada.
Más carros, más comida, más garbanzos y arroz y lentejas y aceite y chocolate y latas y esperanza para quien la ha perdido. Jesús y yo nos sorprendimos de vernos con esas pintas: sin corbata, de incógnito. Los coches se llenaban y salían hacía domicilios particulares, poblados y conventos de monjas con prisa por llegar, por repartir y volver. María José, Arancha y su marido, coches, maleteros y asientos: fuego, movimiento y choque. María Luisa y yo, con el coche lleno de bolsas y gente nos fuimos al convento de santa Ángela de la Cruz. A las cuatro y media tenían una cola de gente que atravesaba la plaza. Tres horas más tarde no les quedaba comida para repartir y estaban cerrando la puerta. ¡Hermana! –le grité–: traemos comida. Abrió mucho los ojos, sonrió y me dijo: no nos queda nada, pero Dios siempre provee. Comenzamos a pasar bolsas y una monja de vista ágil compuso cuatro o cinco bolsas y se las repartió a los indigentes (familias enteras) que estaban aún en la puerta. Celia, María y Julia hablaban con las monjas.
Dios les bendiga, nos dijeron.
A mi no, hermana: a quien me envía.
Feliz Navidad, entonces.
¡Feliz Navidad!
Y al final se acabó el dinero. Era tarde, de noche ya. Unos se habían ido, con los últimos coches cargados y allí estábamos otros, custodiando el último carro, como los últimos de Filipinas. Se oía el ruido de las cajeras, tan familiar. Estábamos cansados. Carmen jugaba con un papel arrugado en la mano.
¿Sabes por qué hago estas cosas?
No dejó que contestara.
Pues por esto. Y me enseñó el papelote. Leí: “porque tuve hambre y me disteis de comer”.
Por Mateo 25, 35.


Ahí va una cancionceja. Que hace tiempo que no pongo nada. Y esta pega que es un gusto.

25 comentarios:

Myriam dijo...

¡Que bonito letrado!

Feliz y Santa Navidad.

Anonimomariag dijo...

Bonita manera de invertir el tiempo.

Gracias, Néstor por tus relatos.

¡FELIZ NAVIDAD!

Dulcinea dijo...

Si tu blog y mi ordenador tuvieran guebcam, verías lágrimas asomando en mis ojos.

Que Dios te bendiga, Topletrado.

Anónimo dijo...

Sí, que Dios bendiga al top letrado, pero que no pase de puntillas por la "comida" del Despacho. Que os cuente, que os cuente si tiene vergüenza, a dónde se empeñó en llevarnos, qué se empeñó en hacernos comer, y si realmente piensa que sus compañeros nos merecíamos "eso".

Parsimonia dijo...

Tú si que entiendes el verdadero espíritu de la Navidad.
Un beso.

Dulcinea dijo...

Anónimo, no seas así. Yo tampoco podría contar en voz alta lo que hice, dije y bailé en la comida del trabajo. Lo malo es que mis compañeros me hicieron fotos y me veo el 8 de enero de salvapantallas.

Así es que por una vez, me solidarizo con el mangante del Letrado. Aunque ahora que pienso, creo que ... en la Bulla te pagaríamos bien esa información.

Néstor Aparicio dijo...

Muchas gracias, MYRIAM. Feliz Navidad también para ti y tu familia.
MARÍA G., es una manera increíble de invertir el tiempo (no el libre, que ninguno lo tenemos, sino el tiempo).
DULCINEA, me lo imagino, porque eres fría y cerebral.
ANÓNIMO, os llevé a un sitio fashion, de nouvelle cousin increíble. Lo que pasa es que a los carcas no os gustó. Pregunta a Raúl, Mario o Pablo... Pregunta, pregunta, ja, ja, ja...
No te creas, PARSIMONIA, no te creas. Me cuesta entenderlo. Es gente como Carmen la que me ayuda un poco.
DULCI, queremos ver las fotos ya.

Altea dijo...

Un buen final. Lo de la chica, no la canción.

Pasión dijo...

Me consta qué éso lo hacen Personas Comprometidas.

Pocas Personas, eso es la verdad, durante TODO EL AÑO.

Pero nunca es TARDE, tú, yo etc..., etc...

Recoger "comidas" en las Puertas de los Hipermercados está muy trillado, vamos que nos nos convence. Absolutamente a Nadie.

Hay que salir a la Calle, protestar en contra de este desgobierno, que se enteren que HAY FAMILIAS ENTERAS DE POBRES ESPAÑOLES Y ESPAÑOLAS.

Embajador en el Infierno dijo...

Feliz y Santa Navidad para ti y los tuyos,Nestor.

Marta dijo...

¡Qué grandes, TopLetrado!

MUY FELIZ NAVIDAD

Néstor Aparicio dijo...

Ja, ja, ja... ALTEA, ¿no me digas que tampoco te ha gustado esta canción? Pues sí, buen final para una tarde increíble.
PASIÓN, nosotros no vamos a la puerta de los supermercados. Carmen e Isabel piden dinero a la gente durante algo menos de un mes y después -un día como el lunes- se juntan en un super para comprar y repartir comida, puerta a puerta. Demasiadas veces oigo que no es suficiente, que hay que hacer más: vale, conforme... Pero se empieza por algo. Yo, al menos, empiezo así.
EMBAJADOR, muchas gracias y feliz Navidad para ti y los tuyos.
MARTA, muchas gracias y ¡feliz Navidad! Esta noche, cuando cantes villancicos, acuérdate de pedir por mi y por todos.

Juanluís dijo...

¡Olé a quien os envía y a los enviados! FELIZ NAVIDAD

Néstor Aparicio dijo...

Ups, JUAN LUIS, que te me has colado... Feliz Navidad a ti también, y a los tuyos. Y que Dios nos bendiga a todos, que falta nos hace.

Marta dijo...

[ Mejor no canto, que las consecuencias pueden ser terribles; pero claro que me acordaré. Como me acuerdo siempre pero un poco mejor :) ]

J. dijo...

¡Feliz Navidad,

de la buena,

Nestor!


Abrazote

Nodisparenalpianista dijo...

No me creo nada. Tú no eres abogado, eres buena gente, Néstor. Y nosotros afortunados por leerte.

Por otra parte, hablemos de negocios, AnónimoBienInformado: pon precio y largas sobre esos asuntos turbios...

Er Tato dijo...

Completamente de acuerdo con Nodispaerenalpianista ¿seguro que eres abogado? Y Anónimo, ya estás tardando en cantar.

Y ahora, algo más en serio, después de leerte, sólo me queda desearte a ti y a los tuyos una muy feliz Navidad.

Un fuerte abrazo

alejops dijo...

Feliz Navidad, Néstor

Carlos RM dijo...

¡Feliz Navidad, joven abogado!

juanjomolina dijo...

Néstor:
¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! Que esta Nochebuena, nos veamos junto a la Sagrada Familia en Belén.
Le pediré a Jesús que te guarde, que te haga muy feliz, que te resuelva todos los problemas que tengas,…
Ya que has tenido la paciencia y la amabilidad de visitar mi blog, te digo que formas parte del grupo de personas por las que rezaré esta Noche en Belén.
Gracias.

Néstor Aparicio dijo...

Ay, MARTA, pues canta con el corazón, ja, ja, ja... Eso, eso, acuérdate como siempre, pero para bien (juas, juas...).
J., mil gracias y mil abrazos para ti.
Uf, PIANISTA, menos mal que no me conoces en persona; cambiarías rápido de opinión (como han cambiado muchos de los que me conocen).
TATO, es que hay mucha gente buena por ahí: creo que entre unos y otros me están cambiando, de hecho. ¡Un abrazo y feliz Navidad!
ALEJOPS, feliz Navidad.
CARLOS, cuidate mucho y disfruta de estos días... ¡Y escribe la carta a los Reyes!
JUANJO, viniendo de ti sé que el recuerdo es sincero y que vale mucho. Procuraré corresponder. Un abrazo y feliz Navidad para ti y los tuyos.

Marta Salazar dijo...

hay link!

Ljudmila dijo...

Hace tiempo que no venia por aqui. Emocionante leerlo, imagino como habra sido vivirlo!
Gracias Nestor, gracias a todos los que estuvieron alli para representar en vivo "tuve hambre y ..." Un abrazo, Felices y santos dias navideños y un maravilloso 2009! para ti, tu familia, tus amigos.

Gabriela dijo...

Creo que llegué a este post un poquito tarde, pero igual me emocioné. Qué bonita historia, me encantó.
Y veo que a los abogados nos tratan siempre igual, ya sea que estemos en el Perú o en España. Me daré una vuelta por acá bastante más seguido.
Saludos desde Lima, y que el 2009 venga mejor que el 2008.