jueves, 29 de enero de 2009

Contra mundum

Se vieron por primera vez en un psiquiátrico. Se miraron un momento y al instante –cuerdos o locos– supieron que la vida no tendría sentido sin el otro. Él inventaba locas historias para que ella se riera y ella se reía. Él cuidaba de ella y ella se dejaba cuidar. Te quiero, dijo él. Y yo también, dijo ella. Por eso, cuando él salió la esperó. Y juntos huyeron a donde nadie les conociera. Ella encontró alguien que la quería con locura y él alguien en quién derramar los cuidados de un corazón ansioso de dar.
Pero su mundo estaba fabricado de papeles de colores, de noches de luna llena, de burbujas y de sueños; no había sitio para las hipotecas, el humo, el dinero, los alquileres, las bombonas de butano, las cajeras del supermercado… Bien pronto su mundo sin reglas ni dueño se estampó contra la realidad del mundo real. Somos fuertes y jóvenes, se dijeron. Corre, apresúrate. Sí, decía ella, eso: ¡apresúrate a vivir! Lejos de paralizarse, siguieron corriendo en su particular road movie, dejando el camino sembrado de citaciones de juzgados. Él le decía no temas y ella le creía.
Esta mañana les he leído a los dos la denuncia.
Prestaréis declaración como imputados. ¿Me entendéis?
Sentados muy juntos, cogidos de la mano, se sentían seguros. Él y ella y el tranquimazin contra el mundo.
Es mentira. Ha dicho él.
Sí, es mentira, ha dicho ella. Y ha apoyado su cabeza en el hombro de él.
Vale, he dicho yo. Contra mundum, he pensado.
Después de declarar se han marchado. Les he despedido en la puerta. Se han ido cogidos de la mano, susurrándose, riéndose quizá del tonto abogado que les ha dicho que deben ir con cuidado.
Me he quedado en el hall, muy quieto, unos minutos, viendo pasar gente.

25 comentarios:

Altea dijo...

Le pones una literatura que lo haces parecer hasta bonito. A ellos no les pasará nada, como a todos los que viven en las nubes. Les pasa, pero no lo sufren. Lo peor es lo que van dejando alrededor.

Parsimonia dijo...

Se me viene a la cabeza la peli "Natural born killers".
La vida sin el orden que otros ponen tiene que ser una aventura, pero no promete felicidad a largo plazo.
Un beso.

AnaCó dijo...

Qué majos...

María dijo...

menudos sentimientos encontrados.... pienso que qué bonito tiene ser vivir asi de seguros el uno en el otro y a la vez me dan pena porque les romperán su palacio de cristal....

Néstor Aparicio dijo...

¿Cómo que no sufren, ALTEA? Ayer mientras se marchaban pensé en qué les pasará cuando falte uno de los dos. El otro, probablemente, se dejará morir. Es bonito, pero irreal vivir así. Y no solo los locos lo hacen.
PARSIMONIA, en efecto, la vida salvaje no da la felicidad. Es como un noche loca, de la que luego te arrepientes.
ANACÓ, me alegra que te hayan caído bien, ja, ja, ja...
MARÍA, tiene que ser bonito, sí. Pero -siempre hay un pero- no sé si disfrutan con plenitud de ese amor loco suyo. No sé. Ya lo dices tú: sentimientos encontrados.

el aguaó dijo...

Quizás no te das cuenta. O sencillamente lo haces a conciencia. Hay veces que pienso que cuando lo haces, simplemente narras. Y otras que nos dejas un espacio en blanco entre líneas.

Siempre te he dicho que me gustan tus historias. Tus cuentos de excesiva realidad y carencia de ficción. Y no sólo es por lo que dicen, sino por cómo los cuentas. Y no sólo porque están bien escritos sino porque, cuando termino de leerlos, me quedo pensando. Me hacen reflexionar. Me hacen ver más allá. Me hacen conocer. Me hacen divagar.

Luego entro deseoso de dejarte un comentario pero se me derrite mi primera sensación entre las preguntas, afirmaciones, dudas y cuestiones de todas esas historias que rellenan nuestro mundo haciéndonos pensar.

Excelente entrada amigo Néstor. Hasta me he acordado de "La Locura" de la que hablaba servidor hace unos días.

Un fuerte abrazo querido Letrado.

J. dijo...

Maravillosa historia, Néstor.

La pienso.

Dulcinea dijo...

Estoy con Altea. El mundo de los que sufren alteraciones psíquicas no es ninguna aventura, todo lo contrario.

Los que son conscientes de lo que les pasa, esos, sufren lo indecible.

El futuro bloguero dijo...

Contra mundum, contra corriente, y sonriendo.

Como peli, como dice Parsimonia, vale. La realidad, muy distinta, desde luego.

Contra todo

Er Tato dijo...

¿Y tienen otra alternativa, amigo Néstor? ¿Pueden elegir dejar de ser distintos para ser más iguales a los demás?

Como siempre, una buena bofetada de realidad magníficamente bien contada.

Saludos

am dijo...

Impresionante.

ROSALÍA dijo...

Dura realidad. Pero muchas personas viven así, sin ver que un día todo no será igual de bonito y sufrirán.

Néstor Aparicio dijo...

AGUAÓ, os cuento estas cosas porque necesito hacerlo. A veces quiero lavarme del recuerdo o el dolor que me han dejado; otras solo me parecen interesantes o divertidas. Es cierto que suelo experimentar con formas de decir, de explicar las cosas, que copio del último libro que me estoy leyendo o de algún otro que me ha gustado. Pero me temo que escribo para sacar fuera lo que llevo. Muchas gracias por estar ahí y participar de mis inquietudes. De veras, muchas gracias.
J., viniendo de ti el halago vale doble.
No, DULCINEA, no lo es. Pero qué hacer. Dime. ¿Cómo puedo intervenir en la vida de esos dos inconscientes? Cuando se fueron pensé en algo que me dijeron: ya les habían robado demasiada vida, como para andar con cuidado el resto de sus días. Me hicieron pensar.
FUTURO BLOGUERO, a veces el tener los pies en el suelo nos impide volar, cuando en realidad es que más deseamos en el mundo. Las locuras no deben ser patrimonio exclusivo de los locos. No sé, ahí lo dejo.
TATO, el problema es que no quieren otra alternativa. Me recordaron a esos indígenas a los que enseñan el funcionamiento del gas, la electricidad y otras moderneces... Y se vuelven a su arco. Quizá están más seguros con su taparrabos. Quizá es lo que quieren. Quizá no debemos intervenir. O quizá sí.
AM, del laconismo de tu comentario interpreto que te has quedado anonadada, ja, ja, ja... Por cierto, te he linqueado.
ROSALÍA, eso es; hay muchos que viven así. Algunos solo por un tiempo, otros toda la vida. Y no sé qué es mejor.

Myriam dijo...

La verdad es que a mi me dan un pelin de envidia :), muy bien contado...

Dulcinea dijo...

No Miriam, no les envidies.

Ellos no eligen su desvarío. La clave está en ese sentimiento de pérdida de su propia vida que ellos mismo describen, a su manera.

Vivir a lo loco, vivir locuras, es muy literario desde la cordura, sabiendo que cuando quieras parar, paras. Pero no poder bajar de esa montaña rusa no es ninguna aventura. Es una patología.

Néstor, ni desde tu profesión ni desde la mía podemos hacer nada, salvo no entorpecer o agravar la situación.

am dijo...

Sí, justo así me quedé, anonadada. Me impactó mucho, lo cuentas muy muy bien y bueno, impresiona! claro!

Yo también te he linkeado.

Luisa dijo...

Sí,letrado,estoy con Altea "le pones una literatura al asunto".Por mi zona no hay letrados tan románticos,que tu eres un romántico.
Y a mí, estos personajes me dan una pena profunda.
Quesos para todos.

c3po dijo...

Caro colega, como dijo el otro:
!el corazón tiene razones que la razón no entiende!
Otrosi Digo que: salvo mejor parecer en contra, he enlazado mi blog con el suyo de Usted.

Daky dijo...

Por dior.... tenía tropecientos post atrasados pero, ya me he puesto al día.
Besito

Benita Pérez-Pardo dijo...

Qué pasada!. Estoy con Altea. Impresionante narración!. Preciosa y estremecedóra. Preciosa a primera vuelta, claro.
Impresionante. Qué desayunaste?

Néstor Aparicio dijo...

No, MYRIAM, que no te den envidia. Son relativamente felices, porque nadie es enteramente feliz si despega los pies del suelo.
DULCINEA, ya sabes que estoy de acuerdo contigo (sin que sirva de precedente): la locura está bien para un fin de semana, si sabes que te puedes bajar cuando quieras. Lo otro es una enfermedad.
AM, me lo suponía. Yo también sigo impresionado con esta extraña pareja. Me dijeron que vendrían verme; aún no lo han hecho.
LUISA, ¿romántico? Me lo haré mirar, pero no es una de mis virtudes ni defectos. Hace unos días alguien me dijo que era orgulloso y malhablado. No dijo nada de romántico, pero preguntaré.
C3PO, un placer tener a un androide como Dios manda por aquí. Ah, la razón... Es puñetera a veces.
Ja, ja, ja... Es cierto, DAKY: hacía tiempo que no se te veía por aquí. Por cierto, ¿qué ha sido de tu blog?
BENITA, no pienso contestar a eso de qué desayunaste, porque tendría que enumerar los diferentes desayunos de esa mañana... Me encanta que te guste. Te leo, por cierto, aunque no deje rastro.

María dijo...

venga publica otra cosa, que estos dos me dan pena, porque sin los pies en el suelo, como tu dices, no se puede ser plenamente feliz y en algun momento se quedarán sin castillo de naipes...

Nueva entrada ya!!!!, al final, he publicado yo antes que tu!!! juajuajua

El futuro bloguero dijo...

Me ha gustado mucho el "ahí lo dejo" con el que me contestas.

Yo mismo tengo mis puntillos...

Incluso en mi segunda cabecera de blog, debajo del Lazy, digo reflexiones perezosas no exentas de desvarío

Y ahí lo dejo yo también.

Abrazo alocado

Dulcinea dijo...

ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA
ENTRADA NUEVA YA

Néstor Aparicio dijo...

Ya va, ya va... Es que últimamente no me llega la camisa al cuello. A ver si mañana...