jueves, 14 de febrero de 2008

El turno de oficio

No recuerdo exactamente cuándo ni dónde, pero hará cosa de un año o dos, en una de esas reuniones de la Confederación Española de Abogados Jóvenes, un compañero de no sé dónde, comentó –en público y en voz alta– que él no trataba igual a los clientes particulares que a los del turno de oficio y que no se creía que el resto hiciéramos de otra forma. Me pareció mal y se lo dije: ¿para qué estás entonces en el turno? Y pensé, ¿para qué estoy yo?
Pues bien, me remonto: yo estudié en la universidad pública. Como cualquier hijo de vecino pagaba mis tasas de matriculación, el seguro universitario y el carnet de deportes de la facultad, con la sustanciosa rebaja del 50%, por pertenecer a una familia numerosa que no me merezco. No es, por tanto, un secreto que muchos contribuyentes –albañiles, jornaleros, empresarios, notarios y jardineros– han pagado mis estudios, porque mi matrícula anual no llega al sueldo mensual de ninguno de los profesores. Cuando acabe la carrera –me dije entonces–, me debo a cada uno de esos donantes anónimos que me han pagado los estudios. Y así lo hice.
Cuando el colegio de abogados acordó mi incorporación como letrado del turno de oficio, entendí mis servicios como una cuestión de justicia social para con la gente más pobre. Me revienta que una persona no tenga acceso al mejor de los abogados por el mero hecho de ser pobre. Pobre. Qué injusto clasismo.
El pobre no puede elegir quién le defiende y se traga lo que un programa de ordenador le designa. El pobre pone en manos de un desconocido, en quien no tiene por qué confiar, su libertad, su hacienda y su honor.
Por eso, el abogado del turno de oficio debe ser el mejor de los abogados. Por eso, el letrado de oficio debe atender a los clientes del turno de la forma más exquisita. Por eso el abogado debe ser íntegro y defender esos asuntos con la mayor perfección técnica. Por justicia social.
No vivo mal con lo que tengo, pero mientras pueda permaneceré como letrado del turno de oficio. Porque aún no he devuelto a la sociedad la deuda que tengo con ella. Porque yo soy así.

23 comentarios:

Benita Pérez-Pardo dijo...

Deberían hacer un "test de integridad" a los abogados del turno de oficio...

Benita Pérez-Pardo dijo...

Claro, que primero habría que repasar el concepto...

Altea dijo...

Qué pasada, Néstor. A partir de ahora, iré a cometer todos mis trapicheos a Ciudad Real. A ver si tengo suerte y...
Y ahora en serio: imprime esto que has escrito y déjalo en tu mesita de noche, pa cuando te llamen a las tres de la mañana y lo echas un vistazo antes de salir volando de casa. Podría ser útil.

Anónimo dijo...

Hay también mucho loco y mucho caradura que se aprovechan del turno de oficio

Todoerabueno dijo...

No sé si siempre te mantendrás firme en esa actitud, porque la naturaleza humana es débil. Pero es una visión de maravillosa nobleza, de luminosa inocencia que espero que Dios te conserve. Y, si alguna vez te eres infiel...siempre podrás volver, a este post, y a este corazón.
Porque los pobres necesitan gente así.

Anónimo dijo...

Aunque ponga anónimo soy Dulcinea. Estos interneses están locos.

Tienes razòn en lo que dices. Pero debería ser así siempre, tanto si los abogados -o cualquier otro profesional- ha estudiado becado o no. Todos los oficios, todos, tienen una función social que no debería perderse de vista en favor de la promoción profesional.

Dulcinea

Calata dijo...

Casi estas consiguiendo que cambie el chip del concepto que tengo de los abogados y amig@s tengo en tu profesión, algunos piensan que no hay que defender por igual a todos..., sigue así, por favor
saludos Calata

Daky dijo...

uff... alguien como tú, quería mi madre para mí... jajajajaja
me gusta saber que aún queda gente sencilla y normal en este mundo enloquecido....
muchos besos

Er Tato dijo...

Envidia me da de tus amigos y de los que tienes cerca habitualmente.

Felicítalos de mi parte por la suerte que tienen. Si te da algo de pudor hacerlo, diles que se pasen por aquí que ya los felicito yo.

Un abrazo

Néstor Aparicio dijo...

Yo mismo, BENITA, yo mismo me lo debería hacer muy a menudo. Conozco buenos abogados -muy buenos- que se dan por entero a sus asuntos, sean del turno o no... Pero otros...
ALTEA, te haré caso. La siguiente vez que me llamen a las tantas, lo leeré. Seguro que así maldigo menos.
ANÓNIMO, hay mucho, hay mucho: tienes razón. También hay gente mala en esta vida y no por eso debemos mandarla al garete. Mi intención es hacer ver que por cada caradura hay dos o tres (o cinco coma catorce dieciséis) que verdaderamente lo necesitan. Yo, al menos, estoy dispuesto a asumir ese riesgo y saber qué he hecho lo que debía.
TODOERABUENO, espero mantenerme firme, con vuestra ayuda... Aunque a veces, algunas veces, no sé qué es lo mejor, me entra la crisis (como dirían aquellos, "te tomas dos copas de más y se te olvida que me quieres"). Bienvenido, por cierto, que no te recuerdo de otras veces. Vuelve y di cosas como estas a menudo.
DULCINEA-CAMUFLADA DE ANÓNIMO, a muchos recién colegiados -a mi mismo- nos puede el adagio "primum vivere".
CALATA, me alegro, de veras. No somos tan malos. Detrás de cada abogado hay un ser humano, con sus cosas (que te pueden gustar más o menos).
Ja, ja, ja... DAKY, eso es porque no me conoce.
ER TATO, no conoces mi reverso tenebroso. Mis amigos me sirven -porque me conocen- a no cruzar la delgada linea roja. Además os cuento la teoría: la práctica a veces no es tan fácil y me encuentro renunciando a mis creencias demasiadas veces.

Marta dijo...

Olé. Y que puedas por muchos años: esa suerte grande que tendrán los que se crucen en tus turnos.

El futuro bloguero dijo...

Tú eres así.

Por eso me gusta que seas tú.
O sea, que seas así.

Mi pequeña porción de sociedad, la cuota alicuota que represento, está orgullosa y satisfecha del pago de tu deuda.

Orgulloso. (estoy)

Nodisparenalpianista dijo...

Jaja, yo copio al amigo FutBlo. Me doy por pagado pero te pido que, con deuda o no, sigas siendo buen tipo. Por otra parte, con esas ideas socializantes tan estrambóticas, nunca te dejarán ser abogado de la esgae, por ejemplo. O de... Bueno, dejémoslo. Y sigue haciendo acopio d elimas para lo mío.

PD: Oye, lo d eseguir apelando a lo de los abogados JÓVENES es para ligar mejor con las pelirrojas??? Como se entere la madre de Daky, te cruje, amigo.

Rodrigo dijo...

Repito, tus entradas siguen siendo un motivador para terminar la carrera. ya estoy haciendo la práctica de derecho y en mi pais, consiste en servir seis meses, gratis, a personas que no tienen recursos. Ha sido un hermoso regalo de Dios, complejo porque oara mi es un gasto el movilizarme y dejar de generar ingresos, pero, impresionantemente fortalecedor. Si Dios permite, seré abogado...y espero pasar en turno.´

Javi dijo...

Néstor, buena entrada!!! Nos has hecho vibrar :-)

Es muy interesante todo lo que cuentas. Por favor, ¿Podrías ahondar un poco más en relación con: "la práctica a veces no es tan fácil y me encuentro renunciando a mis creencias demasiadas veces"? Creo que entiendo a qué te refieres, pero es que la cuestión tiene mucha enjundia.

Me parece un tema apasionante. A veces, en el ejercicio de la profesión (de cualquiera) ninguna de las opciones/alternativas/soluciones es totalmente satisfactoria (todas tienen en mayor o menor medida alguna objeción). Es decir, a veces se pueden dar casos que por mucho que obremos con nuestra mejor rectitud nos van a dejar mal sabor de boca. A mí (como supongo que a los demás), cuando me pasa ésto, es una de las cosas que más me contraría.

Ya nos contarás Néstor. Un abrazo.

Dulcinea dijo...

¿Aquí cuando se actualiza? ;)

Uno de tus hermanos (el levantisco) dijo...

Como tengo un ratillo libre, me he acercado a este lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme para deslizar un par de ideas:
1. Efectivamente, tienes una familia que no te mereces.
2. Ya que te pones a devolver a la sociedad la deuda que contrajiste con ella, a mi me viene bien que sea vía transferencia bancaria.
3. Sobre el injusto clasismo que te revienta: ahh... cuánta razón. Este país es de los cuatro h+j+sp+t+a que tenemos dinero.

Néstor Aparicio dijo...

Eso MARTA lo dices porque me miras con buenos ojos... Ójala siempre fuera como quiero ser. O como debo ser.
Caray FUTURO BLOGUERO, te quedas pagado con poco entonces, así que me sales barato... Pero gracias de todos modos y bienvenido sea el halago.
PIANISTA, ¿qué querrás? que me fio menos de tus halagos que de los nublaos. A la postdata no contesto que me arriesgo a malas interpretaciones y luego me miran mal...
Aprenderás mucho RODRIGO, ya lo verás. Y te sentirás pagado. Y orgulloso de ser abogado.
Bienvenido JAVI. Te leo. Lo de ahondar en mis caídas e infidelidades daría para mucho. Hay días en que me pregunto aquello de de "¿todavía soy de los buenos?" Y me cuesta contestar. Un día os contaré algo de eso.
DULCINEA, aquí se actualiza los lunes, miércoles y viernes de luna llena, que es cuando se me pone el cuerpo a tono con el alma. Sí es que sois insaciables. Voy a organizar la del pulpo en la Bulla.
UNO DE MIS HERMANOS: joer, ha nublado el entendimiento (como a Don Quixote)... Por cierto, cuánto echo de menos esa botella que nos dejamos a medias... ¿O la terminamos? Espero que compres más, que las mudanzas me dan sed.

Dulcinea dijo...

Mira que eres llorica, Néstor...

Déjate de rollos y actualiza a diario, hombre, entre quiniela y quiniela, o entre periódico y vermú, o entre siesta y estoy-reunido-no-me-pases-llamadas.

Que para tu pelirroja sí que tienes tiempo, que tó se sabe ;))

Nodisparenalpianista dijo...

Estoy con tu hermano el levantisco!!! Menudo crac!!! Para la cena de dentro de nueve años le quiero presidiendo la mesa mientras Esther hace los brindis!!!!

Daky dijo...

hummmm.... era una manera de hablar.... una manera de decir que parece buena persona, una manera de alabar....
así que no hay nada que interpretar, ni bien ni mal.
Siento si se ha molestado alguien, no era mi intención.

Néstor Aparicio dijo...

Pero mi dilecta DULCINEA, si es que no tengo tiempo para nada últimamente... Deben ser las rebajas o la lluvia o la bici o no sé qué.
PIANISTA, a este paso se nos llena la cena de gente (que parecerá una boda). Voy a tener que reservarme el derecho de admisión y poner un gorila moldavo de esos que están de moda ahora.
DAKY, [risas] no te preocupes de nada... De veras. De nada.

Daky dijo...

no, si yo no me preocupo.
Es para que no tengas que preocuparte tú.
un saludo a todos