miércoles, 28 de mayo de 2008

Algo más de nosotros

Pensando en escribir algo sobre la vida y la muerte, me dicen que un periódico ha hecho un retrato robot del abogado español y que no me ajusto en absoluto al perfil ideal. Mientras mi ordenador busca por la red la noticia de marras, fantaseo pensando, no sé, que el perfil bien podría ser metro sesenta y cinco, miope, sesenta y cinco kilos, mala leche y pavorosa afición por el dulce… Pero no, nada de eso, los datos que da el III barómetro interno del Consejo General de la Abogacía Española son más bien insignificantes y aburridos: que somos más jóvenes, sedentarios y conservadores. Al parecer somos menos hombres (hay más abogadas de menos de treinta y cinco años), un 5’11 % más de derechas que la última vez, no hacemos deporte (tenis o atletismo como excepción) e invertimos en lectura y cine, que es la típica cosa que se dice cuando te arrinconan. Sigo mirando el artículo, pero no, no dice nada sobre el porcentaje de abogados a los que les gusta ver amanecer, cantar el Nessun dorma, sentir el aire en la cara, sentarse en el banco de una iglesia y disfrutar del silencio y la soledad, reírse con los amigos o dar al limpiaparabrisas solo cuando ya no se ve nada…
Lo malo de las estadísticas es que dan datos que no dicen nada del hombre.

23 comentarios:

E. G-Máiquez dijo...

Estupenda expresión: "que es lo que se dice cuando te arrinconan".

R. Gª. ALDARIA dijo...

Por lo que veo el único dato positivo es que haya más mujeres jovenes que hombres, lo malo es que si todas son conservadoras... ejem, que me pierdo.

Dulcinea dijo...

Bueno, pero eso es porque ese periódico no ha preguntado en este chat lo que sabemos de Néstor.

Propongo que cada cual aporte una pista, aunque sea por aproximación.
¿Quién se anima a participar?

Yo empiezo por decir que es el Topletrado con las mejores bermudas de la Mancha y que acaba las fiestas subido al capó de los coches con la corbata en la frente.

María dijo...

nunca me ha gustado que generalicen... odio este tipo de noticias!

Si alguna vez me mandan a mi una asi.... te preguntaré! ok?

Soboro dijo...

Es que las preguntas de la estadística son las que están mal planteadas y no te ayudan a descubrir realmente el tipo de persona que uno es. Se quedan en la superficialidad.

Nodisparenalpianista dijo...

Llo que no le veo es la relación entre tu voluntad de escribir sobre los vivos y los muertos (esto me recuerda a los Dublineses de Joyce) y la estadística.
Pero bien.

Carlos RM dijo...

Pesamos lo mismo (65) y de muchos temas pensamos lo mismo. Gran entrada. Cómo me suena lo del limpiaparabrisas...

Néstor Aparicio dijo...

Lamentablemente, ENRIQUE, es algo más que una expresión. Todo el mundo me dice que lee, pero pocos se saben el título del último libro que se han leído.
¡Ah, RAMÓN, no eres mal analista de estadísticas, ja, ja, ja!
DULCINEA, no empecemos a airear mis trapos por ahí, que mira que suelto lo de tu pelirrojo de bote.
MARÍA, visto como lo cuentas, quedo a tú disposición para cuando se dé el caso.
SOBORO: el problema son las preguntas, en efecto. Pero, qué tipo de preguntas harías: ¿color favorito? ¿te gustan los amaneceres: s/n/ns-nc? ¿qué haces cuando no haces nada? Hum... Habría que pensarlo.
El caso, oh PIANISTA, es que estaba pensando en escribiros sobre cierta experiencia que tuve con un asesino. Un verdadero asesino, dueño de la vida de otros...

Néstor Aparicio dijo...

Ups, CARLOS, que te me has colado sin avisar... Veamos, si pesas 65 y mides algo más que yo es que estás bastante delgado... Me alegro que te guste lo del limpiaparabrisas: lo aprendí de mi padre. Siempre decía que, pasase lo que pasase, por mucha lluvia y barro que llegase, al final siempre se limpiaba: como la vida misma.

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Totalmente de acuerdo. Son preguntas que normalmente se responden con desinterés, por salir del paso.
Saludos

Dulcinea dijo...

Ahora en serio, Néstor. Me alegra que te parezcas poco a la mayoría de abogados que conozco, que por cierto, tampoco sé si se ajustan al retrato robot de marras.

El futuro bloguero dijo...

Las encuestas y su interpretación... da para una colección de entradas, sin duda.

Un hombre se come un pollo y otro no come, la estadistica dice que han comido medio pollo cada uno, diselo al que tiene hambre...

Y no digamos en las encuestas sobre relaciones sexuales, indices de satisfacción etc, a ver quien dice la verdad, sobre todo dependiendo de si estas con amigos, amigas, familia, tu pareja, etc, la respuesta será siempre diferente.

No me creo nada.

Yo también disfruto tardando en dar al limpia...

Altea dijo...

Ya se ve que en España no hay otra cosa que hacer, aparte de estadísticas que no sirven para nada. Porque, ¿para qué servirá ésta?

Néstor Aparicio dijo...

El caso PABLO es que, ahora que recuerdo, a mi me llamaron para encuestarme en el II barómetro ese. Respondí mientras escribía en el ordenador, así que no me imagino la de barbaridades que pude decir...
Gracias, gracias, DULCI, per ahí quería yo llegar: detrás de cada abogado -por muy peculiar y tiburón que sea- se esconde siempren un ser humano, que se desvela con sus clientes, que se queda mirando la tele sin llegar a verla, que sufre. Y eso nos pasa a todos, aunque la fachada sea frívola y despreocupada.
FUTURO BLOGUERO (¿qué tal de rodríguez?), es cierto que, depende cómo te pillen, contestas una cosa u otra. En las encuentas a pie de urna, por ejemplo, siempre digo que he votado al partido trotskista.
ALTEA, te veo un poco crítica... En España tenemos muchas cosas que hacer: por ejemplo, torear una crisis que dicen que no existe o contestar preguntas de encuestadoras de voz sugerente y extranjera.

Altea dijo...

Pues por eso, caramba. Me sorprende que la peña se entretenga en esas tontadas, con la que está cayendo.

el trenti dijo...

Lo mejor de todo es que hay alguien que hace esa estadística y cobra por ello. ¡Y muchas veces con dinero de nuestro bolsillo! En otra cosa no destacaremos, pero en hacer estudios inútiles estamos a la cabeza del Planeta. Eso, ¡seguro!

PD: Insisto, ¿y lo de la boda con Arancha?

Marta Salazar dijo...

"Lo malo de las estadísticas es que dan datos que no dicen nada del hombre", bueno, no, del hombre concreto no, pero sí de la generalidad...

bien ociosos eso sí los datos estos... no sé si aportarán algo a algo o a alguien?

o sí?

a mí me encantan las estadísticas; pero, como soy utilitarista pragmática, sólo si sirven para algo, si prestan alguna utilidad...

Saludos!

Nodisparenalpianista dijo...

Nçéstor, no me gusta la mala opinión que denoto tienes sobre als encuiestas. Las mías (y d ela gallina) son muy fiables, joer.

Altea dijo...

Trenti, que te va a correr Néstor con una vara verde... ¡Y éste siempre ha sido un blog pacífico!
Pianista, te imagino escribiendo a toda piña sobre el teclado XD

Ljudmila dijo...

Bueno Nestor ya sabemos que no eres uno del monton como decimos aqui..es bueno caer fuera de las estadisticas. Disfrutalo!

Néstor Aparicio dijo...

Bueno, ALTEA, para algunos los problemas se afrontan escondiendo la cabez y esperando a que escampe el tempora.
TRENTI, apuesto lo que sea a que así es. ¿Cuánta gente cobrará por hacer las estadísticas? Bueno, al menos creamos puestos de trabajo...
Ups, MARTA, eso de ser "utilitarista pragmática" tiene sus cosas buenas, pero, sobre todo, malas.
PIANISTA, ¡cómo hecho de menos tus encuestas! En la última apenas voté dos o tres veces.
ALTEA, con una vara verde no: con un látigo, como Indiana Jones.
LJUDMILA: soy bastante del montón, créeme, lo que pasa es que pocos abogados tienen un blog donde contar lo que piensan (por eso parecemos de hielo).

J. dijo...

Jo, que a estas alturas te digan que deberías ser mujer...

Está visto que eres un "raruno".

Ljudmila dijo...

jeje Nestor como te escondes!